La CE avisa a los Gobiernos de que las ayudas a Opel no pueden supeditarse a condiciones proteccionistas

BRUSELAS, 12 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea avisó hoy a los Gobiernos de los países de la UE afectados por el futuro de General Motors Europe (incluyendo Opel y Vauxhall) de que las ayudas públicas nacionales que concedan para facilitar la reestructuración del fabricante de coches no pueden supeditarse en ningún caso a condiciones proteccionistas, como por ejemplo el mantenimiento de la actividad o del empleo.

"Las nuevas medidas de ayuda pública deben notificarse a la Comisión Europea antes de aplicarse y no pueden estar supeditadas a condiciones suplementarias contrarias a las reglas del mercado interior", señalaron en un comunicado conjunto la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, el comisario de Industria, Günter Verheugen, y el responsable de Empleo, Vladimir Spidla.

El Ejecutivo comunitario lanzó esta advertencia en respuesta a "las declaraciones de varios ministros europeos sobre las condiciones que se adjuntarán a las posibles medidas nacionales de apoyo para GM Europa y a sus socios comerciales".

Así, por ejemplo, la Comisión aclara que "las ayudas públicas destinadas a facilitar el acceso a la financiación en la actual crisis no pueden supeditarse a condiciones comerciales adicionales referidas a la localización de las inversiones y/o la distribución geográfica de medidas de reestructuración".

Estas medidas "no deben afectar la libertad de los fabricantes para desarrollar sus actividades en el mercado interior, y en particular no deben impedir que los fabricantes adapten su capacidad de producción a la evolución del mercado, en conformidad con la legislación laboral aplicable".

El Ejecutivo comunitario destacó además que es "muy importante" poner en marcha las "necesarias reformas estructurales" para reforzar la competitividad de la industria del automóvil y crear las condiciones adecuadas para crear puestos de trabajo sostenibles.

Los comisarios insistieron además en que los Estados miembros deben coordinar sus medidas de apoyo nacional para la reestructuración de GM Europe.