La Comisión Antiviolencia estudiará el despliegue de una pancarta con presunta simbología nazi el día 17 en el Calderón

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

La Comisión Estatal Contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte tratará mañana el despliegue el pasado 17 de mayo en el estadio Vicente Calderón de una enorme pancarta de presunta simbología nazi durante el partido Atlético de Madrid-Valencia para estudiar si se hizo apología del fascismo o se puso en riesgo la seguridad de los aficionados.

Según denunciaron aficionados atléticos en una bitácora digital, en los prolegómenos del partido de fútbol, en la grada que frecuentemente ocupan miembros del grupo ultra Frente Atlético se desplegó una enorme pancarta, que ocupaba toda la grada, en la que se mostraba un supuesto soldado de las SS nazi disparando con una MG-42 bajo el eslogan 'Nuestro lucha, nuestra gloria', que podría hacer una referencia implícita al libro escrito por Adolf Hitler 'Mein Kampf' (Mi lucha).

Además, tal y como recogen fotos y un video filmado de los hechos, junto al resto de la grada se levantaron unas cartulinas de cloro rojo, blanco y negro, los colores de la bandera nacional-socialista.

Tras la denuncia pública, fuentes de la Comisión Antiviolencia señalaron a Europa Press que, a pesar de que este órgano ya se ha pronunciado sobre otro tipo de incidentes ocurridos en este partido, a la reunión ordinaria del próximo jueves se llevará este asunto y, si procede, se requerirá un informe a la Unidad Central Operativa (UCO) de la Policía Nacional para revisar los partes y las imágenes sobre este cuestión.

Así, señalaron que se tratará el contenido de leyenda de la pancarta para determinar si incita a la violencia o contiene elementos de propaganda neonazi. "Este tipo de aficionados suelen utilizar artimañas y aluden a la subjetividad de un lema o una imagen para no evitar responsabilidad", señalaron las mismas fuentes.

Por otro lado, el Comité, que depende del Consejo Superior de Deportes y del Ministerio del Interior, revisará si la "voluminosa" pancarta esté elaborada con materiales ignífugos que pongan en riesgo la seguridad de los aficionados. Además, intentará localizar a los artífices de su despliegue y conocer cómo consiguieran acceder con ella al estadio.

Si Antiviolencia determina que la pancarta contiene elementos contrarios a los principios establecidos o que su exhibición justifica o incita la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia podría imponer una multa a sus responsables, así como un apercibimiento o sanción al club por no detectar la entrada de una lona de tan bastas dimensiones.

Por otro lado, el órgano que vela por erradicar la violencia en el deporte también analizará los incidentes ocasionados ayer en los aledaños del estadio de San Mamés tras el encuentro entre el Atlético de Madrid y el Athletic de Bilbao. Durante el partido, los seguidores del Frente Atlético intentaron mermar la concentración del rival con actitudes y palabras de provocación.

Al término del partido un grupo de aficionados lanzó piedras y otras objetos contra agentes la Ertzaintza que escoltaban a los seguidores rojiblancos, lo que derivó en cargas policiales. Durante los incidentes tres jóvenes fueron detenidos acusados de desórdenes públicos y conducidos a comisaría.