La reparación de los daños en Granada por la celebración del triunfo del Barça costará 11.600 euros

GRANADA, 28 (EUROPA PRESS)

La reparación de los desperfectos ocasionados ayer en la ciudad durante la celebración del triunfo del FC Barcelona en la 'Champions League' costará al Ayuntamiento de la capital 11.600 euros, según la estimación efectuada hoy por la Concejalía de Mantenimiento o Limpieza.

Los principales daños causados por los aficionados afectaron a elementos de jardinería y mobiliario urbano, especialmente en el entorno de la plaza del Campillo y la fuente de las Batallas, donde además de las labores de limpieza, se repararán dos crucetas de tuberías para la distribución de agua y 24 focos de luz que han sido destrozados.

Fueron arrancadas de sus soportes un total de 40 unidades, y otras ocho sufrieron diversos daños, mientras que se han desplazado de su lugar un total de 20 contenedores y a uno se le prendió fuego.

También han sufrido daños 310 unidades de plantas de flor de la zona ajardinada de la fuente de las Batalles y 30 geranios del entorno de la fuente de las Granadas, mientras que se volcaron y arrancaron plantas en la zona de Marqués de Gerona, Arco de las Cucharas, y las calles aledañas.

El concejal de Mantenimiento y el portavoz adjunto del equipo de gobierno local, Vicente Aguilera y Juan García Montero, lamentaron hoy que los ciudadanos "usen la victoria de un equipo para destrozar el mobiliario urbano" y aunque se mostraron conscientes de que "podía haber sido peor" hicieron un llamamiento a los ciudadanos para que corrijan esta actitud.

Montero abogó por "dejar las presiones de los partidos en el campo", pues al fin y al cabo se trata de un deporte.

Explicó que en esta ocasión no se optó por vallar la fuente de las Batallas, lugar tradicional de celebración de este tipo de eventos deportivos, por considerar que podía ser más peligroso si los aficionados trataban de saltarla.

Los agentes detuvieron anoche a tres jóvenes de 20 años y otros tres fueron denunciados por participar en los disturbios, que comenzaron sobre las 00,30 horas y se dieron por controlados sobre las dos de la madrugada.

Además un agente resultó herido leve, con distintas magulladuras en cara y manos, tras ser arrollado por una avalancha de gente, mientras cortaba el tráfico en Puente Blanco.