Los Yanquis y los Mets, en medio de la crisis, inauguran estadios millonarios

  • Nueva York (EE.UU.), 4 abr (EFE).- Cuando sólo faltan horas para que el inicio de la temporada regular en el béisbol de las Grandes Ligas, los Yanquis de Nueva York y los Mets inauguraron sus respectivos estadios, para los cuales hicieron una inversión total de 2,3 millones de dólares.

Los Yanquis y los Mets, en medio de la crisis, inauguran estadios millonarios

Los Yanquis y los Mets, en medio de la crisis, inauguran estadios millonarios

Nueva York (EE.UU.), 4 abr (EFE).- Cuando sólo faltan horas para que el inicio de la temporada regular en el béisbol de las Grandes Ligas, los Yanquis de Nueva York y los Mets inauguraron sus respectivos estadios, para los cuales hicieron una inversión total de 2,3 millones de dólares.

Aun cuando el país vive una de sus peores crisis económicas, los dos equipos neoyorquinos de las Grandes Ligas contaron con los recursos suficientes para estrenar sendos campos de juego.

En la ciudad de Nueva York, que no estrenaba un nuevo estadio de béisbol desde hace 45 años, ambos equipos decidieron hacerlo con modernos y funcionales inmuebles en medio de una de las situaciones económicas más críticas en la historia del país.

Los Yanquis estrenaron un nuevo Yankee Stadium, localizado enfrente del antiguo estadio que llevó, mientras que los Mets bautizaron su nuevo campo como "Citi Field", en sustitución del Shea Stadium.

Los Yanquis invirtieron 1.500 millones de dólares para levantar el nuevo Yankee Stadium, una cifra jamás alcanzada por otro inmueble deportivo similar. El nuevo Yankee Stadium es el campo más caro jamás construido en la historia de las Grandes Ligas.

Mientras que el Citi Field, localizado en el complejo deportivo que ocupan los Mets en la zona de Queens, tuvo un costo menor, pero igualmente importante, de 800 millones de dólares.

En su primer partido en ese campo, los Yanquis pegaron tres jonrones, incluyendo uno de tres carreras de Cody Ransom, el sustituto del antesalista Alex Rodríguez, y vencieron 7-4 a los Cachorros de Chicago.

Mientras que los Mets vencieron 4-3 a los Medias Rojas de Boston, y su nuevo cerrador estelar, el venezolano Francisco Rodríguez, se apoderó del salvamento.

Mañana domingo comenzará la nueva temporada 2009 del béisbol de las Grandes Ligas con el partido inaugural entre los actuales campeones Filis de Fialdelfia, que reciben en su campo a los Bravos de Atlanta.

Las entradas para ver a los Yanquis con promedios entre 500 y 800 dólares ya han generado la crítica de la mayoría de los sectores de la sociedad que se preguntan, quien puede pagar esas cantidades en tiempo de crisis.

Los propios directivos de los Yanquis han reconocido que algunas precios son excesivos para el momento actual y tendrán que valorar nuevas tarifas.

Mientras los aficionados al deporte pasatiempo nacional ya han manifestado de forma mayoritaria que el mayor problema dentro del béisbol de las Grandes Ligas es precisamente el alto coste que tienen las entradas para ver los partidos.

Consideran que con la actual crisis no será posible ir con la familia al campo porque no habrá dinero para ese tipo de lujo, ya que tendrán que cubrirse otras necesidades más importantes dentro del hogar.

También el fantasma del dopaje sigue pesando a la hora de los aficionados a ir a los campos para ver a las estrellas del béisbol profesional.

Pero al margen de todos los problemas la hora de "play ball" se acerca y una temporada más los equipos encabezados por los Yanquis, Medias Rojas, los sorpresivos Rays de Tampa Bay, Angelinos de Los Ángeles salen como grandes favoritos dentro de la Liga Americana.

Mientras que en la Nacional, los actuales campeones de la Serie Mundial, Filis de Filadelfia, será el equipo a batir, seguido por los Cachorros de Chicago, Mets y Dodgers de Los Ángeles.

Los pronósticos no han trabajado en las últimas temporadas y habrá que ver si en la nueva que va a comenzar, se cumplen o siguen dándose todo tipo de sorpresas.