Lissavetzky: "Somos razonablemente optimistas"

COPENHAGUE, 30 (EUROPA PRESS/Gaspar Díez)

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, se declaró "razonablemente optimista" sobre las opciones de la candidatura de Madrid 2016 de ganar en la votación de la Asamblea del Comité Olímpico Internacional (COI) para la elección, el próximo 2 de octubre en Copenhague, de la sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

"Hemos defendido la realidad de un acuerdo institucional. Todo el mundo ha hecho lo que estaba en sus manos y, a veces, no hemos hablando del mundo federativo. Verles aquí te hace sentir como en casa. Ahora entiendo lo que es jugar con el público en casa y el estadio a favor, aunque esto no basta para ganar", manifestó Jaime Lissavetzky.

Así lo dijo el secretario de Estado para el Deporte, en una rueda de prensa en la que estuvieron presentes el presidente del COE, Alejandro Blanco, el del Comité Paralímpico, Miguel Carballeda, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, la consejera-delegada de Madrid 2016, Mercedes Coghen, y los 'Embajadores' Marta Domínguez, Miguel Indurain y Teresa Perales.

Lissavetzky indicó que, desde el pasado lunes y en los contactos con los miembros del COI, se nota "una mayor consolidación no del proyecto sino de las esperanzas". "Tenemos toda la ambición del mundo y sabemos que somos la mejor candidatura. Los encuentros con miembros CIO son razonables, lógicos y hacerles entender mejor el proyecto", dijo.

En este sentido, no ocultó que la de Madrid 2016 es una "carrera dificilísima, en la que nos falta la ría -subrayó mirando a la atleta Marta Domínguez- y ahora estamos enfilando esa recta que espero que nos lleve a la victoria". "Somos razonablemente optimistas, nos estamos dejando toda la carne en el asador", dijo, al tiempo que destacó que la 'Edad de Oro' del deporte español es "otro de los grandes avales de la candidatura de Madrid que va a costar igualar al resto".

COGHEN: "NOS SENTIMOS CON CONFIANZA"

El presidente del COE, Alejandro Blanco, afirmó tener las mismas "sensaciones" que las de antes de viajar a Copenhague. "Esto no es fácil y sólo vale el oro. Estamos preparados y creo que todos entienden que tenemos mejor candidatura. Pero ésta no solo es la misión de la candidatura, es de los medios, de los deportistas, ésta es la candidatura de España, que es fuerte, ganadora y confío en que el día 2 logremos la victoria", agregó.

Blanco insistió en que los reparos del informe de la Comisión de Evaluación fueron resueltos "en un segundo", el asunto del dopaje, con la modificación de la Ley Antidopaje y la declaración de que ésta se sometería a la de la AMA en caso de conflicto, y "en dos", el de la estructura, "porque todo está perfectamente estructurado". "Vamos con toda la estructura preparada, con todos los apuntes resueltos y no tenemos ninguna deficiencia", sentenció.

Asimismo, la consejera-delegada Mercedes Coghen confesó estar emocionada por ver a tanta gente que apoya el proyecto. "Es algo que llega al corazón. Me gustaba hablar del equipo más grande del mundo y empieza a ser verdad. Nos sentimos con confianza, con ganas de que llegue el viernes y nos sentimos satisfechos", explicó.

MARTA DOMÍNGUEZ: "TENEMOS MUCHOS OBSTÁCULOS, PERO ES LA MEJOR"

Por su parte, la campeona del mundo de 3.000 obstáculos, Marta Domínguez, dijo estar "encantada" por representar a los deportistas. "Hay una carrera el día 2 y tenemos muchos obstáculos, pero creo que España es la mejor. Es difícil, vamos a pasar las fases preliminares y en la final echaremos toda la carne en el asador para llevarnos lo que todo el mundo quiere. Madrid ha puesto lo mejor y esta vez nos lo tenemos que llevar", aseguró.

La nadadora paralímpica Teresa Perales también admitió estar "orgullosa" por que Madrid 2016 le brindara la posibilidad de "involucrarse tanto" en el proyecto. "Hace mucho que tenemos esta corazonada y espero que sea convierta en realidad el 2 de octubre", deseó.

Y el pentacampeón del Tour de Francia Miguel Induráin coincidió en el deseo de que la capital de España se convierta en olímpica el próximo viernes porque es lo que todos han "venido a luchar".