“Me siento como un delfín dentro de las olas”


Pregunta. ¿Qué te impulsó a hacer la primera foto en el interior de una ola?

Respuesta. Fue hace un par de años, simplemente mi mujer me dijo que quería una foto de una ola para poner en la pared de nuestra casa y yo le dije: “¡Ey, yo puedo hacer eso!”

P. Cuando estás ahí dentro, ¿qué sientes?

R. Siempre me he sentido como una parte del océano. Cuando estoy bajo la ola me siento como un delfín nadando en su interior.

P. ¿Qué haces una vez dentro de la ola?

R. Pongo el dedo en el disparador y espero a que el tubo rompa con limpieza. Es una sensación muy adictiva.

P. ¿Has resultado herido alguna vez?

R. Nunca he salido malparado, gracias a Dios. Cuando estoy bajo la ola trato de mantener la calma y rodar con los golpes.

P. ¿Qué tipo de cámara usas?

R. Llevo una Nikon D3 protegida contra el agua y sujeta a mi cuerpo con una correa, para que no se escape.

P. ¿Has perdido alguna vez la cámara, o se te ha roto?

R. Alguna vez he perdido la cámara durante unos minutos, pero después he logrado localizarla en el agua y recuperarla.

P. ¿Cuál es la ola más grande que has fotografiado?

R. Una ola en la playa de Ke Iki, en Hawai, tenía cuatro metros y medio y era muy espesa. Es la número 12 del portafolio

P. ¿Alguna vez te has visto en peligro?

R. Creo que hay peligro en cada sesión de fotos a la que salgo.

P. ¿Te atreverías con una ola gigante como Teahupoo?

R. Sí, claro. En un día de calma chicha, cuando no supera los dos metros, ¡jajaja!.

P. ¿Cómo es la tu ola ideal?

R. Cristalina, limpia, al amanecer, grande y perfecta. Me encanta sentirme una partícula pequeñita en el océano, es mi segundo hogar.