El fin de las sesiones oficiales de los viernes y las monogomas, principales novedades de la temporada

A partir de la segunda mitad de la temporada sólo se podrán utilizar cinco motores

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

La Comisión de Grandes Premios de Motociclismo ha introducido varios cambios en la reglamentación del Mundial 2009, que echa a andar este fin de semana con el Gran Premio de Qatar, entre los que destaca la supresión de la tanda de entrenamientos oficiales en las categorías de 125 y 250 y la segunda de libres en MotoGP de la jornada de viernes.

De este modo, y con el objetivo de recortar los costes dada la actual situación de crisis mundial, las sesiones oficiales de los viernes en 125 y 250 ya no se celebrarán, ni tampoco la segunda de libres de MotoGP.

Por contra, la jornada del sábado mantendrá el mismo formato, con una tanda de libres y posteriormente las sesiones clasificatorias, que, sin embargo, cambiarán en duración porque ahora serán de sólo 45 minutos.

Otro de los cambios para la temporada en ciernes es que en la categoría reina todos los equipos utilizarán neumáticos 'Bridgestone', tras el acuerdo por tres años que alcanzó la marca de neumáticos para ser proveedor único con 'Dorna Sports', la empresa propietaria de los derechos de MotoGP.

De esta manera, pilotos como el italiano Valentino Rossi (Yamaha) o como el australiano Casey Stoner (Ducati), los dos últimos campeones, partirán con ventaja al estar ya acostumbrados a las gomas que calzarán todas las escuderías esta temporada.

Por su parte, el español Dani Pedrosa (Honda) también cuenta con experiencia con neumáticos 'Bridgestone', después de que el año pasado, a falta de cinco carreras y tras continuos problemas, decidiera abandonar 'Michelín', en una decisión sin precedentes en los últimos 30 años de historia de la marca japonesa.

Por otro lado, otro de las novedades con las que arranca este Mundial es que en las ocho carreras de MotoGP que siguen tras el parón de julio, es decir, a partir del Gran Premio de la República Checa (16 de agosto), cada piloto tendrá limitada la utilización de motores, con un máximo de cinco hasta el final de la temporada.

Además, y siguiendo en la misma línea de ahorrar costes, en la nueva temporada no se podrán utilizar los sistemas electrónicos de ayuda en la salida y los de control hidráulico, así como los sistemas de suspensión electrónicos.

Por último, en la nueva reglamentación para el 2009, no estarán permitidos los materiales cerámicos en los discos de freno o pastillas, y sólo estarán permitidos dos test post-carrera con fines de desarrollo, tras los Grandes Premios de Cataluña y República Checa, en los que, además, sólo podrán participar pilotos probadores.