La lluvia torrencial propicia un triple éxito de Italia

  • Redacción deportes, 25 abr (EFE).- La lluvia torrencial que durante toda la jornada ha caído sobre la zona de Motegi ha propiciado la cancelación de los entrenamientos oficiales previstos para el Gran Premio de Japón de motociclismo y, de paso, el éxito triple de Italia, a colocar a sus representantes al frente de todas las formaciones de salida.

Redacción deportes, 25 abr (EFE).- La lluvia torrencial que durante toda la jornada ha caído sobre la zona de Motegi ha propiciado la cancelación de los entrenamientos oficiales previstos para el Gran Premio de Japón de motociclismo y, de paso, el éxito triple de Italia, a colocar a sus representantes al frente de todas las formaciones de salida.

Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) en MotoGP, un recuperado Marco Simoncelli (Gilera) en los 250 c.c. y Andrea Iannone (Aprilia) en los 125 c.c. se han visto confirmados en el mejor puesto de la formación de salida de sus respectivas cilindradas como consecuencia de la cancelación de los únicos entrenamientos oficiales que durante la presente temporada se deben disputar a cada gran premio.

Rossi, que en los entrenamientos matinales se vio superado por el estadounidense Colin Edwards (Yamaha YZR M 1) y el australiano Casey Stoner (Ducati Desmosedici) ha podido dar por buena su actuación del primer día, en el que fue el más rápido y ello le permitirá salir desde una posición de privilegio mañana en el trazado Twin Ring Motegi, si las inclemencias meteorológicas no lo vuelven a impedir.

Las previsiones indican que la matinal dominical en Japón será mucho más benévola que la del sábado, pero como no es una ciencia exacta, muchos pilotos se mostraron escépticos con las mismas y, en algunos casos, disgustados, pues los problemas que no se pudieron solucionar hasta este momento en la puesta a punto de sus motos les ha dejado sin esa opción.

Así las cosas, Valentino Rossi podrá aprovechar la ocasión de salir desde el mejor puesto de la formación para intentar frenar las aspiraciones de su máximo rival, el australiano Casey Stoner, quien apenas cedió unas milésimas de segundo al italiano en la lucha por la "pole position" y ello hace prever una enconada lucha por la victoria en Japón.

En un circuito con frenadas potentes y poderosas, las cualidades de pilotaje cobran un valor especial que es el que querrán aprovechar algunos de los pilotos de MotoGP si mañana la pista no se encuentra completamente seca.

Y, como para muestra vale un botón, eso fue lo que sucedió hoy, cuando la pista no se encontraba en perfectas condiciones, puesto que Colin Edwards, al manillar de otra de las Yamaha, se permitió el lujo de doblegar a todos sus rivales y ser el más rápido en esas condiciones, lo que convertiría la carrera de mañana en una auténtica lotería.

Aún así, Rossi y Stoner tendrán que controlar las acciones de rivales como Jorge Lorenzo, que está muy cerca de ellos, aunque no es de los que prefiera condiciones de mojado, como en el caso del australiano Chris Vermeulen, quien podría aprovechar la oportunidad para subir al podio con su Suzuki GSV RR, lo mismo que el propio Edwards o el italiano Loris Capirossi y su Suzuki.

Más complicado va a resultar para Daniel Pedrosa, quien se encuentra en la undécima posición de la formación de salida, la cuarta línea y con muchos problemas de neumáticos en esta pista, ya que la Honda RC 212 V no consigue calentar esos elementos tan fundamentales para lograr agarre y tracción, como sus competidoras de Yamaha y Ducati.

El italiano Marco Simoncelli (Gilera) llegó a Japón con la duda entre todos sus rivales de si mejoraría el rendimiento con respecto a Qatar y las despejó a las primeras de cambio para, además, lograr al final el mejor tiempo de entrenamientos y, por tanto, la primera plaza de la formación de salida.

Junto a Simoncelli se encuentra un auténtico especialista en esta pista, el local Hiroshi Aoyama sobre una Honda, moto que seguramente ha dado infinidad de vueltas en esta pista y que por tanto no es descartable a la hora de lucha por la victoria.

El español Alvaro Bautista y el italiano Mattia Pasini, ambos con Aprilia, completarán la primera línea de una categoría en la que si bien Simoncelli debe ser el favorito, el hecho de que todavía no hayan pasado ni veinte días desde que fue intervenido quirúrgicamente del escafoides de su mano derecha, podría mermar su rendimiento pasado el ecuador de la carrera.

Aunque no acabó entre los primeros, la quinta plaza de Héctor Barberá (Aprilia) le sitúa en todas las cábalas de aspirantes al triunfo, primero porque es el líder de la provisional del mundial y, segundo, por la fortaleza con la que ha iniciado el campeonato, que no ha mermado para nada su rendimiento cuando se ha subido a su moto para afrontar lo que para él es una pista maldita.

No hace siete meses que el piloto de Dos Aguas sufrió una grave caída en este mismo circuito de Motegi y, sin embargo, no dudó cuando se subió a la moto. Sólo los problemas con las puesta a punto de la parte delantera de su Aprilia le han impedido estar más adelante, algo que sabía mejorar pero no pudo por la lluvia.

En esta cilindrada cinco pilotos, los españoles, Axel Pons y Aitor Rodríguez, el ruso Vladimir Leonov, el suizo Bastien Chesaux y el japonés Showa Tomizawa, todos en su primera salida a pista en Motegi -un circuito muy complicado-, salvo el nipón, que se cayó, quedaron fuera del tiempo máximo, pero la organización, dadas las circunstancias ha optado por clasificarlos a todos de oficio para la carrera japonesa.

Otro italiano, Andrea Iannone (Aprilia), será quien ocupe el mejor lugar de la formación de salida en los 125 c.c., con su máximo rival, el español Julián Simón (Aprilia), justo al lado, pero también con el alemán Stefan Bradl y el español Esteve "Tito" Rabat, quien por primera vez en su carrera deportiva va a salir desde la primera línea en un gran premio.

Esta debe ser una cilindrada de neto color español, al encontrarse nada menos que siete pilotos de esta nacionalidad entre los doce primeros.