Rita Martín enumera ante los empresarios del Sur de Gran Canaria los problemas de la oferta turística privada

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 9 (EUROPA PRESS) La consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, Rita Martín, enumeró uno a uno y ante cerca de 60 empresarios del Sur de Gran Canaria los problemas que padece la oferta privada, desde la falta de calidad hasta el déficit en la oferta de ocio y de instalaciones. Martín dijo que confía "mucho" en los empresarios pero no evitó poner encima de la mesa lo que considera las deficiencias de la oferta privada y la falta de adaptación del sector. "El 64 por ciento de los restaurantes en Canarias son de comida extranjera. ¿Así queremos mantener la cultura gastronómica?", aseguró, para a continuación recitar que los empresarios no habían hecho un esfuerzo en cuanto a accesibilidad para los discapacitados, "perdiendo esos clientes"; asegurar que menos de una tercera parte de los trabajadores están uniformados, "con la importancia de la sanidad y de la imagen"; y recordar que cuando se decide cerrar los domingos "se pierde al turismo y al cliente residente". Martín continuó enumerando gran cantidad de déficits de la oferta privada, entre los que destacó la falta de aire acondicionado en la mayoría de establecimientos, al igual que la inexistencia generalizada de parques infantiles y áreas de juego para niños, cuando "para Canarias es importantísimo el turismo familiar". "¿Entienden ustedes hacia dónde va el modelo?", comentó Martín tras explicar también que otros de sol y playa como Egipto y Marruecos se acercan cada vez más a Canarias en número de turistas extranjeros recibidos. Por otro lado, la consejera pidió a los empresarios que mantengan el empleo, ya que el turismo es el "motor" de la economía canaria "y ustedes son parte importante". "Confío mucho en ustedes porque hemos salido de situaciones difíciles", concluyó. Previa a la intervención de Martín lo hizo el concejal popular en el ayuntamiento de San Bartolomé Fernando Toribio y la viceconsejera de presidencia, que explicó algunas de las medidas en que trabaja el Gobierno autonómico. Tras la consejera, tomaron la palabra algunos empresarios, que pidieron "visión global" para convertir San Bartolomé en un destino turístico de primer orden. Hubo hasta quien pidió, refrendado por otros empresarios en los corrillos posteriores al almuerzo, 1.000 millones de euros para reformar San Bartolomé, cerca del 4 por ciento del PIB canario o una cifra, por ejemplo, muy similar al total de la deuda del archipiélago prevista para 2009. El empresario Jorge Gordillo, por su parte, destacó la idea de que en Canarias empresarios y políticos han hecho "muy poco" por la oferta. "La materia prima ya estaba [la temperatura y las playas] y todos hemos hecho poco", explicó. La diputada popular y presidenta del PP en Gran Canaria, Maria Australia Navarro, apostó por desarrollar el Norte de la isla como destino alternativo para los turistas que están ya en Canarias y que "quieren sol y playa pero que también se cansan". "El Norte es de una riqueza cultural impresionante", sostuvo.