(Crónica) Muñoz y Wildeboer ponen el broche de oro a los Nacionales de Málaga con dos récords increíbles

MÁLAGA, 5 (EUROPA PRESS)

Los nadadores españoles Rafael Muñoz y Aschwin Wildeboer fueron los grandes protagonistas de la cuarta y última jornada de los Nacionales de natación, que se celebraron en Málaga, al establecer la plusmarca mundial en los 50 mariposa y la europea en los 100 espalda, respectivamente.

Muñoz ya sorprendió ayer con su exhibición en el hectómetro, en el que batió el mejor registro del 'Viejo Continente' con la misma marca (50.58 segundos) que la del estadounidense Michael Phelps firmó en los Juegos Olímpicos de Pekín. Hoy, el cordobés dio un paso más y avisó de que la natación española está creciendo a pasos agigantados.

El andaluz, de 21 años, superó una barrera más y miró de reojo a las grandes citas, a las que España antes sólo iba a participar. Muñoz paró el cronómetro en 22.43 segundos cuando llegó al final de la piscina y también paró los corazones de los seguidores que llenaron el Centro Acuático de Málaga.

Así, el nadador español logró clasificarse para una final en la que luego se impuso con peor registro, pero en la que refrendó la marca mínima para acudir al Mundial de Roma el próximo verano, donde tiene ya la mente puesta. Muñoz acabó con la anterior plusmarca (22.96), en manos del sudafricano Roland Schoeman, que la poseía desde el año 2005.

De esta forma, el cordobés del Club Navial entra en el grupo de los españoles privilegiados que han batido un récord mundial. Martín López Zubero, Nina Jhivanevskaya Mireia Belmonte y Aschwin Wildeboer, que también estuvo a un alto nivel en Málaga.

El catalán, otro de los valores en alza de la natación española, consiguió la mejor marca europea de todos los tiempos en los 100 espalda, su especialidad. El de Sabadell, que este año espera también con opciones el Mundial romano, paró el tiempo en 52.93, desbancando los 53.06 que tenía en su poder el ruso Arkady Viatchanin desde el año 2006.

VILLAÉCIJA, MELQUIADES, GARCÍA Y CABELLO, RECORDS DE ESPAÑA.

Al margen de los dos citados anteriormente, la tarde en Málaga dio para otros cuatro records nacionales y hacer así un total de seis. Estos nuevos registros españoles llevan el nombre de Erika Villaécija, Melquiades Álvarez, Marina García --con sólo 15 años-- y Brenton Cabello.

Villaécija, acostumbrada a estas lides, batió el del 400 libre, con un tiempo de 4.08.44. La barcelonesa, en la media distancia de su especialidad, estuvo sobresaliente para acabar como la más rápida de toda España en una prueba en la que fue de menos a más.

Además, Melquiades Álvarez hizo lo propio en los 200 braza (2:11.18), acabando con el récord más antiguo de la natación española, en posesión de Sergio López --medallista olímpico en Seúl'88-- desde 1990 cuando lo consiguiese en Seatle (Estados Unidos) con 2:12.24.

La jovencísima Marina García lo logró en la misma distancia que Álvarez, con un tiempo de 2:25.38, mientras que Brentón Cabello lo consiguió en los 200 estilos con una marca de 2.00.38 destronando así la marca del mítico López Zubero, el único medallista de oro que ha tenido España en cita olímpica. La plusmarca estaba vigente desde 1991 en Tuscaloosa (Estados Unidos) con 2:01.09.