El presidente de la Asociación Húngara de Natación dimite tras las presiones de sus nadadores


BUDAPEST|

El presidente de la Asociación Húngara de Natación, Tamas Gyarfas, se ha visto obligado a presentar su dimisión después de las presiones para que abandonase su cargo recibidas por sus propios deportistas, incluida su estrella, la triple campeona olímpica Katinka Hosszu.

A principios de este mes, Hosszu, que acusaba al mandatario de dirigir el organismo de una manera opaca, y sus compañeros solicitaron una completa revisión de la federación en una amarga disputa que ha amenazado con dañar la apuesta de Budapest para acoger los Juegos Olímpicos de Verano de 2024 y a menos de un año para que la capital albergue los Mundiales de Natación.

"Por la presente, yo renuncio porque siento que es la mejor manera para mí de ayudar ahora. Me convertí en presidente de la Asociación de Natación en 1993 y ha sido genial ser parte de los cinco Europeos que Hungría albergó y estoy feliz de haber estado cuando nos concedieron los Mundiales", señaló Gyarfas, también vicepresidente de la Federación Internacional, en un comunicado enviado a la agencia de noticias 'MTI'.