Opel pide ayuda a los Gobiernos europeos para que el coche eléctrico sea una realidad

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El director del proyecto del modelo eléctrico Ampera de la firma automovilística alemana Opel, perteneciente al consorcio General Motors, Gherardo Corsini, solicitó ayuda a los Gobiernos de los principales mercados del continente europeo para lograr que el desarrollo y la incorporación al mercado de los coches eléctricos sea una realidad.

Corsini, en una entrevista concedida a Europa Press, explicó que la puesta en marcha de incentivos a la compra de coches 'ecológicos' por parte de los gobiernos ayudaría a la venta de este tipo de automóviles.

"Tenemos una tecnología innovadora que necesitamos enseñar a los clientes. Necesitamos un marco político para crear conciencia", añadió el director del proyecto Ampera.

FIGUERUELAS.

Sobre la posibilidad de que el Ampera u otros coches eléctricos de la firma se fabriquen en la planta de General Motors en Figueruelas (Zaragoza), el responsable del Ampera señaló que por el momento no se ha tomado una decisión final sobre el lugar de producción de este automóvil y señaló que su empresa está trabajando en el desarrollo de nuevos modelos eléctricos.

Corsini resaltó que la decisión del lugar de producción del Ampera dependerá, entre otros motivos, de los volúmenes que van a generar con este coche, aunque aseguró que este automóvil tiene un diseño flexible que le permite ser fabricado en diferentes lugares en función de sus volúmenes.

El director del proyecto señaló que este vehículo, cuando llegue al mercado, no tendrá un competidor claro de otras marcas, ya que en su opinión "crea un nuevo segmento", como es el de los vehículos eléctricos de autonomía extendida que combinan una conducción puramente eléctrica con una elevada autonomía.

COCHE DE VOLUMEN.

Por otro lado, aseguró que Opel tiene el objetivo de que su nuevo modelo eléctrico de autonomía extendida Ampera se convierta en un coche de volumen "no de nicho" y que alcance miles de unidades entregadas en todo el mundo.

Corsini explicó que este modelo, que se lanzará comercialmente a finales de 2011, cuenta con las cualidades de un vehículo de gasolina, como es una gran autonomía, de 500 kilómetros, y con las virtudes de un coche eléctrico, como la reducción de emisiones.

"Cuantos más vendamos mejor. No queremos que sea un coche de nicho, creo que al principio no tendrá los volúmenes de un Corsa o de una Astra, aunque queremos vender unos cuantos miles de unidades y lo produciremos en masa", apuntó el responsable del Ampera.

El Ampera incorpora una batería eléctrica que es la encargada de transmitir energía a las ruedas y tiene una autonomía de hasta 60 kilómetros, distancia que es superior a la que recorren de media la mayoría de las personas en sus desplazamientos diarios. Asimismo, este coche monta un propulsor térmico que, cuando es necesario, regenera la energía de la batería eléctrica, para que el vehículo siempre circule en eléctrico, y lo que le permite extender su autonomía hasta los 500 kilómetros.

"Con el Ampera somos capaces de proveer de una conducción eléctrica a los clientes para el día a día. El problema de los coches eléctricos puros es la autonomía limitada", añadió Corsini, al tiempo que puso de manifiesto que éstos tienen un elevado tiempo de carga.