Lissavetzky respeta la opinión de Nadal y el derecho a luchar contra dopaje

  • Estrasburgo (Francia), 18 feb (EFE).- El secretario de Estado español para el Deporte, Jaime Lissavetzky, mostró hoy su respeto a la opinión del tenista Rafael Nadal, que criticó las estrictas reglas contra el dopaje.

Lissavetzky respeta la opinión de Nadal y el derecho a luchar contra dopaje

Lissavetzky respeta la opinión de Nadal y el derecho a luchar contra dopaje

Estrasburgo (Francia), 18 feb (EFE).- El secretario de Estado español para el Deporte, Jaime Lissavetzky, mostró hoy su respeto a la opinión del tenista Rafael Nadal, que criticó las estrictas reglas contra el dopaje.

Al tiempo, Lissavetzky, que es el representante europeo en el comité ejecutivo de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), aseguró que esta organización "tiene derecho a promulgar normas" contra el dopaje.

Nadal señaló hace unos días que era necesario un acuerdo contra la nueva norma de la AMA, que obliga a algunos deportistas a comunicar su paradero los 365 días del año, al menos durante una hora.

"Somos personas y no delincuentes", señaló el número uno del tenis mundial.

"Respeto su derecho a dar esa opinión", dijo Lissavetzky en una rueda de prensa tras reunirse con la secretaria general adjunta del Consejo de Europa, Maud de Boer-Buquicchio, porque "cada cual puede decir lo que le parezca oportuno".

En el encuentro se abordó la necesidad de encontrar un equilibrio entre el respeto de los derechos humanos y la lucha contra el dopaje.

El Consejo de Europa, cuyo Convenio contra el dopaje entró en vigor en 1991, considera que se pueden hacer compatibles la lucha contra ese fraude deportivo y los derechos individuales en el Estándar Internacional de Controles, que entró en vigor el pasado 1 de enero y sobre el que hay una solicitud de moratoria por parte de la Unión Europea.

De Boer-Buquicchio recordó la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la sentencia del 4 de diciembre de 2008 que condenó al Reino Uinido por el caso S. y Marper, que se quejaba de que las autoridades guardaban datos de ADN de imputados que habían sido absueltos.

Ambos se mostraron esperanzados en que se alcance un acuerdo en la reunión que el AMA celebrará en mayo en Montreal (Canadá).

"No soy escéptico, quiero ser optimista", afirmo Lissavetzky ante el acuerdo que se pueda alcanzar en la cita.

En este sentido, Lissavetzky afirmó que "hay piedras en el zapato que hay que solucionar", ya que el objetivo no es "matar moscas a cañonazos".

Lissavetzky señaló que las bases de tratamiento de datos, la localización de deportistas, la transferencia individual de datos y la publicación de sanciones suponen los cuatro bloques principales del nuevo código, que incluye sanciones de entre uno y dos años en el caso de tres faltas en el registro de información de paradero.

El secretario de Estado español mostró su preocupación por el negocio del dopaje, que mueve cada año 20.000 millones de dólares.

Añadió que 31 millones de ciudadanos de todo el mundo consumen drogas o sustancias de dopaje.