EA de Gipuzkoa admite "diferencias irreconciliables" con la dirección del partido y dice que no estará en polo soberanista

Galdos critica que las propuestas de su sector "hayan caído en saco roto" y aboga por recuperar el "nacionalismo histórico"

SAN SEBASTIAN, 30 (EUROPA PRESS)

El presidente de Eusko Alkartasuna en Gipuzkoa, Iñaki Galdos, aseguró hoy que existen "diferencias irreconciliables" con la Dirección Nacional del partido en cuanto a las estrategias de ambos. "No estoy hablando de ninguna escisión, estoy reconociendo que la situación es difícil", señaló Galdos quien abogó por recuperar los valores fundacionales del partido así como el "nacionalismo histórico" porque es lo que demanda la militancia y remarcó que no estarán en el polo soberanista.

Galdos realizó estas afirmaciones tras finalizar la presentación en San Sebastián de las conclusiones proceso de reflexión 'Suspertu', llevado a cabo por su formación tras el fracaso electoral, ante más de 400 militantes y simpatizantes del partido en Gipuzkoa.

El presidente de EA en Gipuzkoa lamentó que, tras semanas "poniendo negro sobre blanco sobre cuáles son para nosotros las condiciones necesarias para avanzar en un proceso de integración interna", las propuestas del sector guipuzcoano "hayan caído en saco roto y hayan sido desatendidas de manera clara".

En ese sentido, aseguró que EA de Gipuzkoa "tiene claro cuál debe ser el futuro de este partido si quiere sobrevivir y así lo han hecho saber durante las últimas semanas nuestros interlocutores a la dirección nacional del partido". En ese sentido, criticó que hayan tenido que enterarse por la prensa de la candidatura del concejal de Arrasate Pello Urizar a la Secretaría General del partido "a pesar de que lo habíamos preguntado".

Preguntado por si se producirá una división en el partido, Galdos aseguró que "no estoy hablando de ninguna escisión, estoy reconociendo que la situación es difícil". "Se ha reconocido por ambas partes que las estrategias que unos y otros queremos poner en marcha son también difícilmente conciliables".

CONGRESO

Pese a que señaló que decidirán en las próximas semanas si acuden al Congreso de junio porque en este momento no están "en esa clave", el presidente de EA en Gipuzkoa aseguró que "se ha puesto de manifiesto que no se dan las condiciones objetivas para que podamos acudir a un Congreso porque todavía, a pesar de nuestras múltiples peticiones durante años, no hemos podido certificar la realidad del censo de afiliados ni tampoco se nos ha podido aclarar la existencia de organizaciones locales en algún territorio de cuya existencia real dudamos".

A su juicio, en estos momentos lo que le interesa a la sociedad vasca y a los votantes es "saber quien se queda con los valores fundacionales de EA y está claro que ha habido una gran debacle electoral porque se han traicionado y ha habido un gran expolio y traición a todos y cada uno de esos valores".

"Yo no me voy, me quedo con esa EA que nació en el 86 dando un nuevo impulso democrático en Euskal Herria tan necesario, esa EA que reivindicaba el legado histórico de Manuel de Irujo o de Fortunato Aguirre, esa EA que se creó porque en un partido se vivía un clima irrespirable por falta de democracia", subrayó.

Iñaki Galdos insistió en la necesidad de "clarificar estrategias" y remarcó que el sector guipuzcoano aspira "lealmente" a "formar parte de una nueva dinámica dentro del nacionalismo institucional histórico que tiene como necesidad imperiosa, como algo ineludible, empezar desde ahora a pelear por recuperar para el nacionalismo el poder político institucional y social perdido durante los últimos años y sobre todo perdido durante las últimas elecciones".

No obstante, criticó que, frente a esta estrategia, "hay otros miembros de este partido que están centrados en formar parte de un polo soberanista cuyo objetivo es precisamente el de debilitar al nacionalismo institucional e histórico que nosotros hemos representado hasta ahora".

POLO SOBERANISTA

Respecto al citado polo soberanista, el presidente de EA en Gipuzkoa reiteró que "la inmensa mayoría" de los votantes de EA "ya han dicho de manera clara que no quieren estar ahí, ha sido un clamor de miles de votantes y nosotros debemos lealtad sobre todo a nuestra gente". Además, recordó que los resultados electorales recogidos en 2007 en este territorio "fueron más del doble de los votos que ha recogido ahora con el mensaje contrario EA".

"Algunos harían mucho mejor en fijarse qué es lo que la sociedad está reclamando de nosotros y lo que la sociedad está reclamando de manera clara es que de manera definitiva emprendamos una estrategia en el seno del nacionalismo histórico e institucional", aseguró para añadir que muchos ex votantes de EA "están deseando volver a nuestro entorno una vez que se reconduzca y se corrija esa estrategia que nos lleva a la nada".

"A mi no me parece mal la existencia de un polo soberanista de izquierdas en este país. Yo me considero de izquierdas, yo soy independentista, soy soberanista, pero no tengo nada que ver con un mundo que no respeta los derechos humanos y la Euskal Herria que yo quiero construir nada tiene que ver con la que quiere construir esta gente", afirmó.

Iñaki Galdos aseguró que el proceso 'Suspertu' está permitiendo a su formación tener "la mente abierta y humildad suficiente para escuchar, y disposición para corregir el rumbo" e insistió en la necesidad de que el partido "decida de inmediato" si pone en marcha "una estrategia conducente a la recuperación para el nacionalismo institucional del poder político social perdido o se sumerge en una estrategia que conduce justo a lo contrario".