Euskal Fondoa y Unesco Etxea firman un acuerdo para trabajar a favor del acceso al agua en países en desarrollo

BILBAO, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente de Euskal Fondoa, Alberto Ruiz de Azua, y el presidente de Unesco Etxea, Ruper Ormaza, suscribieron hoy en Bilbao un acuerdo dirigido a crear espacios de colaboración y cooperación entre los distintos actores de la Comunidad Autónoma Vasca, con el fin de compartir visiones y enfoques complementarios y dotar de un enfoque común a las actuaciones vascas de cooperación materia de agua y saneamiento.

Ambas organizaciones trabajarán conjuntamente para desarrollar actuaciones de capacitación a nivel institucional y técnico, con el objetivo de dotar a agentes locales y municipales de conocimientos en la actuación política en el escenario internacional sobre el agua y saneamiento, en los Objetivos de Milenio 2015 y estándares internacionales, además de apoyar a los responsables locales en la gestión de proyectos del ámbito de agua y saneamiento.

Además de este apoyo a los responsables y técnicos municipales, las dos organizaciones desarrollarán actuaciones de sensibilización y comunicación a la ciudadanía vasca en el ámbito de la crisis mundial del agua y de sus posibles soluciones. El objetivo de estas actuaciones -entre las que están previstas conferencias, charlas o exposiciones itinerantes por las localidades que mantienen proyectos de cooperación al desarrollo en materia de agua-, es "ir generando conocimiento, debate y reflexión, y creando comportamientos sociales transformadores".

En la actualidad, unos 1.100 millones de personas, uno de cada cinco habitantes de la tierra, carecen de acceso a "un agua limpia y segura", la mayor parte de ellos en países en vías de desarrollo, según explicaron desde estas organizaciones.

Entre 1990 y 2002, apuntaron, se ha registrado "un progreso considerable" a escala internacional, después de que durante este periodo alrededor de 1.100 millones de personas hayan logrado tener acceso a mejores fuentes de abastecimiento de agua.

En materia de saneamiento, sin embargo, "el avance no ha sido tan significativo" ya que la cobertura mundial ascendió del 49 por ciento de 1990 hasta un 58 por ciento en 2002, pero todavía existen unos 2.600 millones de personas, el 40 por ciento de la población mundial, sin acceso a servicios de saneamiento.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio, promovidos por las Naciones Unidas en el año 2000 con el fin de reducir la pobreza extrema a través de ocho grandes objetivos, inciden específicamente en la necesidad de asegurar el acceso al agua.

Dentro del séptimo de estos objetivos, se contempla reducir a la mitad, para el año 2015, el porcentaje de personas que carezcan de acceso sostenible a agua potable. Asimismo, se apela a que "todos los actores, desde los Estados a la ciudadanía, pasando por los distintos niveles de gobierno incluido el local, deben colaborar en el cumplimiento de estas metas". "La sociedad civil, así como las entidades locales y regionales, deben sentirse comprometidas y proactivas en la búsqueda de soluciones innovadoras de participación en los retos mundiales", indica.