Los Ayuntamientos riojanos podrán solicitar "en quince días" financiación para obras en una partida de 12 millones

La oposición critica "sectarismo" a la hora de repartir dinero fuera del Plan de Obras y el PP se muestra "orgulloso" de la atención LOGROÑO, 11 (EUROPA PRESS) Los Ayuntamientos riojanos podrán solicitar "en quince días" financiación, para el desarrollo de obras, dentro del presupuesto designado al Plan de Obras y Servicios, que alcanza los doce millones de euros para este año y el 2010. El consejero de Administraciones Públicas y Política Local, Conrado Escobar, compareció hoy en el Parlamento para anunciar que el Plan de Obras 2009-2010 tendrá un incremento económico de un 10,3 por ciento respecto al anterior. Este plan, explicó, está incluido dentro de las líneas de subvención finalistas (con presentación de proyecto concreto); y supone, dijo, el instrumento básico de cooperación económica con los ayuntamientos para la realización de obras. Otra línea de financiación regional para los municipios la suponen los convenios que éstos firman directamente con el Gobierno riojano. Precisamente, este punto fue el criticado tanto por el PSOE como el Grupo Mixto (Partido Riojano). Así, el diputado regionalista Miguel González de Legarra aseguró que la "realidad" de la financiación local se basa en que, cuando un alcalde quiere ejecutar una obra, se reúne con el presidente riojano, Pedro Sanz, y éste decide si darle el dinero, vía convenio y fuera del Plan de Obras y Servicios. En esta misma línea, el socialista Félix Caperos acusó al consejero de hacer "marketing político" al anunciar el plan y acusó al Gobierno riojano de "discriminar" a los municipios repartiendo de forma "sectaria" el dinero entre los ayuntamientos. Por contra, el popular Félix Crespo, se mostró "orgulloso" de la comparecencia de Escobar, y de que se vaya a dar "prioridad" a las obras y servicios básicos. El 'popular' se refería al anuncio hecho, anteriormente, por Escobar de que se van a establecer "nuevos criterios" de asignación del presupuesto. De este modo, se proponen nuevos tramos de población, tres en lugar de cinco, para lograr un mayor esfuerzo inversor en los municipios más pequeños. Además, se dará prioridad a las obras relacionadas con el ciclo hidráulico, la pavimentación y el alumbrado. Crespo también pidió al consejero que "ayude a los ayuntamientos a exigir al Gobierno central que garantice financiación adecuada, no finalista y estable".