Patxi López promete su cargo bajo el árbol de Guernica

BILBAO (Reuters) - El nuevo lehendakari, Patxi López, tomó el miércoles posesión de su cargo en un pleno extraordinario de carácter protocolario que se celebró en la Casa de Juntas de Guernica en el que introdujo algunos cambios, como la ausencia de símbolos religiosos.

Patxi López prometió el cargo sobre un ejemplar del Estatuto de Autonomía y sustituyo el término "pueblo vasco" utilizado por su predecesor por el de "ciudadanía vasca", y obvió el "Ante dios humillado" sobre la Biblia y el crucifijo tradicionales.

"De pie en tierra vasca, bajo el árbol de Guernica, ante vosotros representantes de la ciudadanía vasca en recuerdo de los antepasados, prometo desde el respeto a la ley desempañar fielmente mi cargo de lehendakari", dijo.

Tampoco pronunció el discurso habitual al que obliga el protocolo, porque según dijo "no es tiempo de discursos que tienen otro tiempo y otro lugar". A cambio, el lehendakari leyó dos poemas: "Maiatzan (mayo en euskera) de Kirmen Uribe, una alegoría de un tiempo renovador, y "Nada es dos veces" de la poetisa polaca Wislawa Szymboreka.

"Nada sucede dos veces y es lo que determina que nazcamos sin destreza y muramos sin rutina. Ningún día se repite, ni dos noches son iguales ni dos besos parecidos, ni dos citas similares. Entre sonrisas y abrazos verás que la paz se fragua, aunque seamos distintos cual dos gotas de agua", leyó el lehendakari recitando a Szymboreka.

CEREMONIA

El pleno extraordinario comenzó a las 11 de la mañana en el salón de pleno de la Casa de Juntas donde la presidenta, Arantza Quiroga, abrió la sesión.

Tras serle concedida la palabra, López pronunció la fórmula de asunción del cargo y después se trasladó al exterior de la Casa de Juntas portando la makila (bastón) de mando que le entregó su antecesor, Juan José Ibarretxe, acompañado de los miembros de la Mesa del Parlamento.

Allí, bajo el roble centenario que simboliza las libertades vascas prometió el cargo y recitó los poemas. Al final se cantó el Gernikako Arbola y se bailó un aurresku de honor, para finalizar la ceremonia con la interpretación del Himno de Euskadi por parte de la Banda de la Ertzaintza.

A la ceremonia asistieron los presidentes de las comunidades autónomas y las asociaciones de víctimas del terrorismo, los sindicatos y la patronal vasca, y la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

Tras el acto de Guernica, el nuevo lehendakari reunirá a su Gobierno este sábado en el Palacio de Ajuria Enea, donde jurarán o prometerán su cargo y será el martes cuando celebren su primer Consejo de Gobierno.

Salvo sorpresas de última hora, y según se ha ido desvelando en diferentes filtraciones periodísticas, serán Rodolfo Ares (Interior), Carlos Aguirre (Economía y Hacienda), Bernabé Unda (Industria, Comercio y Turismo), Idoia Mendia (Agricultura), Rafael Bengoa (Sanidad), Blanca Urgell (Cultura), Iñaki Arriola (Transportes), Isabel Celaa (Educación), Pilar Unzalu (Medio Ambiente) y Gemma Zabaleta (Políticas Sociales).

El nuevo lehendakari ha señalado que sus prioridades serán la falta de libertades en Euskadi, deslegitimando la violencia, y combatir la crisis económica, convocando una mesa de diálogo social.