Suárez (PP) afirma que Pina es el "frontón" del Gobierno" porque "paraliza" las iniciativas de la oposición

ZARAGOZA, 20 (EUROPA PRESS)

El portavoz del Partido Popular (PP) en las Cortes de Aragón, Eloy Suárez, aseguró hoy que el presidente de la Cámara aragonesa, Francisco Pina, es el "frontón del Gobierno" autonómico porque "paraliza" las iniciativas de su grupo, que es el principal partido de la oposición, recordó.

Suárez precisó en rueda de prensa que fue el voto del presidente de las Cortes quien "impidió" que se convocara en enero una Diputación Permanente para estudiar una propuesta de comparecencia del presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, sobre financiación.

Además, el PP "no va a poder hablar de las listas quirúrgicas de espera en este próximo pleno, a pesar de haber un informe jurídico de la Cámara que así lo avalaba", por el voto contrario del presidente Pina, entre otros, dijo Suárez.

Añadió que también "ha sido el voto del presidente el que ha impedido que se hable de transparencia, a pesar de haber un informe jurídico favorable"; y es "el que impide que sepamos qué personas están contratadas en las empresas públicas y por qué determinadas operaciones urbanísticas en la Plataforma Logística de Zaragoza propician plusvalías importantes a favor de empresas que, cuando menos, aparecen reiteradas veces contratando con el Gobierno".

"Los hechos son objetivos y no se pueden discutir", apostilló el portavoz 'popular', que emplazó a Pina un debate público sobre el funcionamiento de las Cortes de Aragón. Eloy Suárez agregó que la ponencia para modificar el actual Reglamento de las Cortes de Aragón sólo se ha convocado una vez "para decir que hay ponencia", pero "no se ha avanzado absolutamente nada".

Asimismo, lamentó que "poco más o menos el presidente de la Cámara le eche la culpa al Partido Popular de que la Cámara de Cuentas no esté todavía en vigor", cuando las ponencias las convoca quien las preside "y están presididas todas por el Partido Aragonés o por el Partido Socialista".

"Quizá el presidente debería buscar ahí responsabilidades en lugar de acusar al PP de trabajar demasiado, de presentar muchas iniciativas, lo cual sorprendentemente le parece que no es lo más razonable", concluyó Suárez.