El Zenit dice adiós y el Manchester City accede a los cuartos desde el punto de penalti

MADRID, 19 (EUROPA PRESS) El Zenit de San Petersburgo no podrá revalidar su título de campeón de la Copa de la UEFA después de caer eliminado en los octavos de final a manos del Udinese italiano, en una jornada europea en la que también sellaron su pase a los cuartos de final el Manchester City, después de apear desde la tanda de penaltis al Aalborg danés, y el Hamburgo, que hizo lo propio con el Galatasaray. El actual campeón de la Copa de la UEFA, el Zenit de San Petersburgo, no pudo sobreponerse al 2-0 adverso que traía de Udine (Italia) y acabó logrando un insuficiente 1-0 frente al Udinese, que dirigido por Pasquale Marino sobrevive como el único conjunto transalpino que sigue peleando por un título continental. El gol del centrocampista Tymoshchuk pasada la media hora de juego dio esperanzas al bloque de Dick Advocaat, pero fueron en vano porque el dominio y acoso local durante todo el choque no pudo traducirse en un segundo tanto que hubiese forzado el tiempo extra. La gran organización defensiva del cuadro 'bianconero' resultó clave para poner fin a la experiencia europea de un Zenit que asombró la pasada campaña pero que ha visto cómo su ciclo de éxitos por Europa se ha consumado antes de lo esperado. Mejor suerte corrió otro de los favoritos como el Manchester City aunque con notables apuros de última hora. El conjunto de Robinho desaprovechó la renta de dos goles lograda en la ida (2-0) en los cinco últimos minutos del tiempo reglamentario. Los daneses equilibraron la eliminatoria por medio de Shelton en el 85 y Jakobsen, de penalti, ya en el descuento. Los daneses, verdugos del Deportivo de la Coruña en la ronda anterior, apenas inquietaron la meta de Shay Given hasta esos cinco minutos fatídicos para los ingleses. El equipo de Mark Hughes se vio superado por el empuje local y ambos equipos se marcharon a la prórroga. El tiempo extra dio paso a los lanzamientos desde los once metros, en los que Given fue el protagonista, deteniendo los penaltis lanzados por Augustimussen y Shelton, y ofreciendo al Manchester la oportunidad de seguir en liza en la competición europea. También selló su billete hacia los cuartos de final el Hamburgo, que logró un meritorio triunfo (2-3) en el Ali Sami Yen de Estambul ante el Galatasaray, después de ir perdiendo el encuentro por 2-0 al poco de comenzar la segunda mitad. Y es que el australiano Harry Kewell, de penalti, y el checo Milan Baros parecían encarrilar el pase de los turcos, pero en sólo tres minutos el cuadro germano, que sigue peleando por el título de la Bundesliga, se encargó de nivelar la contienda, confirmando definitivamente su pase con el tanto de Ivica Olic en el último minuto del duelo. DOS EQUIPOS UCRANIANOS EN LOS CUARTOS DE FINAL Por su parte, en el duelo entre equipos ucranianos, el Dinamo de Kiev logró una agónica clasificación para los cuartos de final a pesar de perder (3-2) en Jarkov frente al Metalist Kharkiv, en un duelo en los que los locales llegaron a estar virtualmente clasificados pero acabaron eliminados por el valor de los goles a domicilio. El cuadro de Myron Markevych logró remontar el 1-0 adverso de la ida, poniendo contra las cuerdas al Dinamo, que vio como el argentino Walter Acevedo ponía un 3-1 que apeaba al los de Kiev de la competición. Sin embargo, el serbio Ninkovic hizo un tanto a nueve minutos del final que permitirá al Dinamo de Kiev estar presente en el sorteo de los cuartos de final. Entre los ocho mejores también le acompañará otro conjunto de Ucrania, y es que el Shakthar Donest pudo remontar su eliminatoria frente al CSKA de Moscú, firmando un 2-0 que selló su pase a los cuartos. Los tantos del bloque de Lucescu llegaron en la segunda mitad, en la que los brasileños Fernandinho y Luiz Adriano se encargaron de contrarrestar el 1-0 de la ida con el que acudían los rusos a Donest. Por último, el Paris Saint Germain, segundo equipo francés en cuartos junto al Marsella, logró una valiosa clasificación a domicilio gracias a un postrero tanto de Hoarau a diez minutos del final, que rompía el 0-0 de la ida y que reflejaba igualmente el Municipal de Braga.