Estiarte dice que los madrileños aportaron "valentía y chulería" a selección

  • Madrid, 11 may (EFE).- Manel Estiarte, líder de la selección española de waterpolo que ganó la medalla de oro en los Juegos de Atlanta'96, manifestó hoy, con emoción, que los jugadores madrileños aportaron a aquel equipo la "valentía, chulería y saber pegar" de la que, de alguna forma, carecían los catalanes.

Estiarte dice que los madrileños aportaron "valentía y chulería" a selección

Estiarte dice que los madrileños aportaron "valentía y chulería" a selección

Madrid, 11 may (EFE).- Manel Estiarte, líder de la selección española de waterpolo que ganó la medalla de oro en los Juegos de Atlanta'96, manifestó hoy, con emoción, que los jugadores madrileños aportaron a aquel equipo la "valentía, chulería y saber pegar" de la que, de alguna forma, carecían los catalanes.

Estiarte presentó hoy en la sede del Comité Olímpicos Español (COE) su libro "Todos mis hermanos", en el que cuenta su vida deportiva y sus experiencias personales.

Al acto asistieron doña Pilar de Borbón, miembro del Comité Olímpico Internacional (COI); el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzki; el presidente del COE, Alejandro Blanco; y Jordi Nadal, director de la Editorial Plataforma.

También estuvieron presentes dos de esos jugadores nacidos en Madrid que contribuyeron al éxito de aquel equipo: Iván Moro y Pedro García, "Toto".

El hoy relaciones externas del Barcelona se emocionó durante la presentación de su obra cuando afirmó que la misma le ha hecho recordar su pasado.

En ese sentido señaló: "Necesitaba dar las gracias a toda la gente que ha estado cerca de mí, mis padres, mi hermana, a todos los deportistas, a los que no llegaron a la selección, a los de Madrid, que sin vosotros no hubiéramos sido los que fuimos porque nos faltaba valentía, chulería y saber pegar. Nos fundimos, logramos algo corto, pero eterno".

"Hay una frase en la vida: 'No se tiene que vivir de recuerdos'. Yo sí, he cerrado los ojos y he vuelto a ser un niño, y he empezado a jugar otra vez en Manresa y de golpe me he puesto a llorar porque me he acordado de mi hermana y de Jesús (Rollán) que ya no están", indicó.

Lissavetski señaló que "Manel y el libro merecen la pena" y destacó su valor pedagógico para los aspirantes a deportista.

"Los valores del deporte impregnan todo el libro: el afán de superación, el compañerismo", dijo el secretario de Estado, que añadió el valor de "aprender a perder y extraer la belleza más allá del resultado".

Blanco calificó el libro de "maravilloso", explicó que Estiarte es un líder y que hay que diferenciar figura y líder. La primera se sirve del equipo y la segunda sirve al equipo, declaró el presidente del COE.