Vázquez pide a su Executiva que "cada uno tire de su remo" para volver a coger "el timón del cambio"

Consideró que próximos cuatro años "serán de mucho trabajo" e insistió en "salir a la calle" y "estar con los ciudadanos"

PONTEVEDRA, 25 (EUROPA PRESS)

El nuevo secretario xeral del PSdeG, Manuel Vázquez, consideró hoy que "la nave socialista retoma el rumbo" después de la constitución de la Executiva, por lo que pidió a todos los miembros que "cada uno tire de su remo" con "sincronización" con el fin de que el partido vuelva a coger "el timón del cambio" en Galicia.

En su intervención tras la votación de la dirección del partido, que obtuvo el apoyo del 87 por ciento de los delegados, Vázquez prosiguió con el símil náutico para enfatizar que el PSdeG "retoma hoy el rumbo fijo, sereno y seguro" de que "va a ganar" la "confianza de la mayoría de los gallegos".

Para ello, destacó que la nueva cúpula socialista "aúna juventud, experiencia, capacidad, representatividad y territorialidad". "Juntamos lo mejor de los socialistas gallegos para conseguir el único objetivo del PSdeG: gobernar solos", proclamó, al tiempo que apostó por "crear una alternativa" con ese "objetivo inequívoco".

Tras recordar una de las condiciones que puso para formar parte de la Executiva --un hombre, un cargo-- instó a todos a "coger cada uno su remo para remar por este país". "Los próximos cuatro años serán de mucho trabajo, pero también de ilusión y de sentirnos más orgullosos de nuestro partido", arengó Vázquez.

"SALIR A LA CALLE"

En esta dirección, apostó por que los socialistas "salgan a la calle" y "estén con los ciudadanos" abundándoles a resolver sus problemas. "Para ganar su confianza y conseguir que esa ilusión que se truncó el 1 de marzo no sea más que un pequeño parón en la historia del PSdeG", explicó, y pidió a todos los presentes que "reúnan" a los compañeros de su agrupación para transmitir este mensaje de "ilusión y ganas".

"Tenemos que implicarnos todos, porque todos somos necesarios", apeló, y se mostró convencido de que, siguiendo esta directriz, el partido que lidera será capaz de alcanzar de nuevo el Gobierno gallego "para cambiar el país".

SOCIALDEMOCRACIA Y GALLEGUISMO

Tras definir al PSdeG como un partido "socialdemócrata y galleguista", reivindicó la figura de Ramón Piñeiro para ironizar con que el hecho de que "todos se proclaman galleguistas debe ser su triunfo póstumo". "Pero él estuvo sentado en las bancadas del PSdeG en el Parlamento junto a Carlos Casares", ensalzó.

Utilizó la "cara de la moneda" galleguista del PSdeG para defender la lengua y criticó la utilización "partidista" que, a su juicio, los populares hacen de esta cuestión. "No podemos permitir este lamentable espectáculo", zanjó, y apostó por "recuperar el consenso idiomático" sobre "tres criterios": la cooficialidad de gallego y castellano, la no "discriminación o segregación" por cuestión lingüística y el "aval" a los procesos de normalización lingüística.

Además, aprovechó para criticar al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, puesto que, a su entender, "defiende los intereses de Mariano Rajoy y no de los gallegos". "No le permitiremos que use a Galicia como moneda de cambio y elemento de confrontación con el Gobierno central", advirtió, y se mostró convencido de que el presidente del Ejecutivo estatal logrará que la Comunidad gallega "alcance la máxima cuota de financiación autonómica" porque "conoce perfectamente la identidad gallega". "Confío plenamente en Zapatero", insistió Vázquez, lanzando de este modo un guiño al secretario general del PSOE, que se encontraba sentado en primera fila.

Vázquez consideró que de estas bases debe partir la labor del PSdeG en la oposición, puesto que estas premisas coinciden con "amplísimos sectores de Galicia y con un porcentaje muy grande de gallegos". "Somos el partido que mejor entiende la pluralidad social y que mejor sabe armonizar nuestra triple identidad de gallegos, españoles y europeos y no vamos a parar de trabajar ni un solo minuto hasta alcanzar los objetivos marcados", arengó.

TOURIÑO

Vázquez también tuvo hoy "una palabra" para Emilio Pérez Touriño, quien estuvo presente en el plenario durante esta jornada de cierre del congreso. Así, reivindicó su labor al frente del PSdeG "durante diez años" en los que logró "diseñar un proyecto y alcanzar el gobierno". "Tienes mi respeto, el de todos los gallegos y el de tu partido", lanzó al ex presidente de la Xunta, quien recibió una ovación con un rictus grave.

"La historia nos pondrá a cada uno en su sitio", defendió Vázquez para ensalzar las políticas puestas en marcha por el anterior Ejecutivo gallego y citando la concesión de libros de texto gratis, el saneamiento de las rías y los ríos, el levantamiento de los peajes y la concertación social. "Implementó las políticas con las que soñaba el país", proclamó Vázquez.

Con este elogio logró levantar a Touriño de su asiento, momento que aprovechó para saludar, con la mano en el corazón y gestos de agradecimiento, al resto de los socialistas presentes. "Me siento orgulloso de nuestro pasado en el gobierno y defenderemos esta gestión para que no se dé ni un paso atrás en los logros conseguidos", concluyó Vázquez.