La justicia reabre el caso del pecho de Janet Jackson en la Superbowl

LOS ANGELES, 5 (OTR/PRESS)

La Corte Suprema estadounidense ha ordenado al tribunal federal de apelaciones que reabra el caso de la final de la Superbowl de 2004, cuando la cantante Janet Jackson enseñó en directo uno de sus senos durante una actuación a dúo que levantó gran polémica en todo Estados Unidos y que tuvo un importante coste económico para las cadenas que lo emitieron.

Con esta decisión se anula la sentencia de la corte de apelaciones federal de Pennsylvania, que en julio de 2008 decidió suprimir la multa requerida por el gobierno estadounidense contra la cadena CBS, retransmisora del evento.

La Comisión federal de Comunicaciones impuso a la emisora una multa de 410.000 euros por violar las leyes de decencia durante un espectáculo público. Esta decisión se basa en una ley estadounidense que permite que el Gobierno demande a las cadenas de televisión o radio si éstas emiten imágenes o palabras que consideran groseras.

Sin embargo, los más de 400.000 euros de multa se anularon finalmente debido a una apelación de la CBS. El recurso fue aceptado por la corte de Pennsylvania el pasado mes de julio considerando que la cadena no podía hacerse responsable de una acción que había llevado a cabo Jackson.

Pero ahora, esta decisión tampoco vale. "El fallo está anulado y el caso es remitido a la Corte de Apelaciones estadounidense del tercer circuito", indicó la Corte Suprema en un comunicado al respecto, publicado por 'Billboard' y recogido por otr/press.

La polémica saltó en febrero de 2004, en la final de la Superbowl, un acontecimiento que cada año bate récord de audiencia en Estados Unidos. Durante la gala inaugural, que ese año registró unos 90 millones de espectadores, el dúo formado por Janet Jackson y Justin Timberlake dejó una imagen para la historia de la televisión del país, cuando el cantante dejó al aire un pecho ella. Tras este acontecimiento la Comisión federal de Comunicación recibió 540.000 cartas de protesta, muchas de ellas de grupos conservadores.

Desde un principio, la CBS alegó que ellos no sabían que ésto ocurriría durante el espectáculo, mientras la hermana del 'Rey del Pop' aseguraba que todo había sido un accidente. Ante estas dos posturas, la intencionalidad del gesto fue objeto de polémica, pero finalmente la presión de la opinión pública impulsó a la justicia a aplicar la multa al canal por "indecencia".

Este episodio obligó, a partir de ese año, a dejar de emitir en directo este tipo de acontecimientos que reúnen a grandes masas. Desde entonces galas como las de los Globos de Oro o los Oscar se emiten con varios minutos de retraso para que nada 'indecente' salga en antena.