Agassi dice que fue una sensación "increíble" estrenar la nueva pista central

  • Londres, 17 de mayo (EFE).- El ex tenista estadounidense Andre Agassi, admitió que regresar a la pista central de Wimbledon, en la que hoy se inauguraba el nuevo techo retráctil, fue una "ocasión especial" y dijo que había tenido "una sensación increíble" ante las nuevas condiciones en esta cancha.

Londres, 17 de mayo (EFE).- El ex tenista estadounidense Andre Agassi, admitió que regresar a la pista central de Wimbledon, en la que hoy se inauguraba el nuevo techo retráctil, fue una "ocasión especial" y dijo que había tenido "una sensación increíble" ante las nuevas condiciones en esta cancha.

El jugador, que se retiró en 2006 a los 36 años, participaba hoy en el All England Club junto con su esposa, la ex tenista Steffi Graff, el inglés Tim Henman y la belga Kim Clijsters en un partido de exhibición para marcar el antes y el después de esta pista y celebrar el estreno de la nueva cubierta.

Tras cerrar por primera vez ante un público el mencionado techo, Agassi y Graff se impusieron en el desempate en el partido de exhibición de los dobles mixtos, ante el tándem Clijsters-Henman, para posteriormente disputar los encuentros individuales.

Con buen humor, y tras haber dedicado un sinfín de carantoñas y besos a Graff en la cancha, Agassi, que presume de haber ganado los cuatro "Grandes" aunque en años diferentes -Abierto de Australia (1995, 2000, 2001 y 2003), Roland Garros (1999), Wimbledon (1992) y US Open (1994 y 1999) bromeó con los presentes: "Mi mujer es muchísimo mejor al tenis que la mujer de Tim (Lucy Henman, entre el público)".

Agassi reconoció que estar hoy en este club constituía para él "una ocasión especial" en la que todos ellos habían querido "disfrutar".

Preguntado por la sensación de jugar en la Central cubierta con el nuevo techo, el estadounidense respondió que le había parecido algo "increíble".

"Ha sido increíble, cómo suena la bola y seguro que añadirá muchísima más intensidad", comentó el norteamericano.

Por su parte, Steffi Graff bromeó al preguntar en alto si había "alguna Wild-Card (invitación especial)" para ella.

"He estado nerviosísima las horas antes (del partido) y la verdad es que ha sido un regalo poder volver a pisar esta pista", dijo.

Por su parte, el tenista británico Tim Henman, que jugó emparejado con la belga Kim Clijsters, dijo que había sido "fantástico" volver a estar en la "Catedral" y que había tenido buenas sensaciones, al jugar bajo el nuevo techo retráctil.

"Además, hoy hace un día realmente triste, gris, hace muchísimo viento, hay humedad y con este techo vamos a poder jugar bajo las mejores condiciones posibles", afirmó.

El británico elogió a sus rivales, Agassi y Graff y subrayó que "no se tienen muchas oportunidad de jugar contra gente como ellos".