(Cro) Nadal protagoniza la única alegría para la 'Armada' en la jornada del adiós de Ferrer y Hernández

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Rafa Nadal y David Ferrer protagonizaron la 'cara y la cruz' para la representación española en el Mutua Madrileña Madrid Open ya que el número uno del mundo debutó con un plácido triunfo ante el austriaco Jurgen Melzer mientras que el alicantino se despidió con una derrota contra el argentino Juan Mónaco.

El manacorí presentó su candidatura al título, que ya ganó en 2005 aunque sobre pista dura, al doblegar al centroeuropeo por 6-3 y 6-1 en un partido que resolvió en una hora y un minuto de juego sin demasiados esfuerzos ya que sólo necesitó un 'winner' más que su adversario -16 por 15--, aunque sólo cometió tres errores no forzados por los 15 de Melzer.

Ferrer, en cambio, estuvo lejos del tenis que desplegó en su debut ante Guillermo Cañas (6-2 y 6-2) y no pudo con el empuje de un Mónaco plagado de moral tras derrotar hace unos días en Roma al escocés Andy Murray, número tres del mundo.

Nadal sumó su trigésimo primera victoria consecutiva sobre tierra batida, ante la atenta mirada de SM La Reina Doña Sofía. El balear, con una brillante campaña en arcilla con los títulos en los Masters de Montecarlo y Roma y el Conde de Godó, no necesitó un gran juego para superar a un Melzer completamente opuesto al que derrotó hace unos días a Davydenko en Roma.

El mallorquín, que no cedió ni una sola bola de 'break' y aprovechó las cuatro que tuvo, comenzó sin prisas. Sin embargo, pronto se vio favorecido por las numerosas dobles faltas de Melzer (cuatro en el primer set), que le permitieron encarrilar el duelo en el séptimo juego (4-3) y cerrar la manga al resto (6-3).

El segundo set fue aún más sencillo para el balear y más corto. Con un 'break' en el cuarto juego (3-1), el campeón olímpico acabó con las ilusiones de Melzer, que ya se limitó a estar en la cancha tres juegos más para despedirse, con enfado incluido con una recogepelotas, de la capital de España.

Ahora, el mallorquín, vencedor de este torneo en 2005 sobre pista cubierta, se medirá al alemán Kohlschreiber, que superó al croata Marin Cilic por 6-1, 6-7(5) y 7-6(2), al que ha vencido las cuatro ocasiones previas en que se han cruzado en el circuito ATP.

MÓNACO, VERDUGO DE LA 'ARMADA'.

Ferrer, que lamentó entre gritos varias veces sentirse "cansado", no pudo deshacerse de un Mónaco que sigue con paso firme y podrá seguir con su particular 'caza' de españoles en octavos de final ante el madrileño Fernando Verdasco después de vencer en primera ronda a Feliciano López.

De salida, Ferrer no pudo repetir su fulgurante inicio ante Cañas. Esta vez, el sorprendido con su saque fue él, que se vio con un 'break' en contra a las primeras de cambio. Sin embargo, el partido enloqueció en estos primeros compases y lo recuperó pero por poco tiempo porque el de Tandil resistía con acierto sus 'zarpazos' y se llevó sin problemas el primer set.

En el segundo, Ferrer reaccionó y tuvo su oportunidad con el 1-1, momento en el que dispuso de un 15-40 que no pudo materializar. Una bola muy dudosa y otra en la cinta que cayó en el lado del español hicieron que la desventaja se esfumara. Ese tren que dejó escapar Ferrer pesó como una losa sobre él durante todo el segundo set.

El pupilo de Javier Piles comenzó a desquiciarse e irse del partido, víctima de una perfecta simbiosis entre las quejas por el bote de la pelota en la pista y el cansancio. Y es que Mónaco jugó un tenis muy sólido y, en un partido entre dos 'raquetas' que se desenvuelven como pez en el agua sobre la arcilla, los peloteos resultaron largos e intensos, lo que provocó que el desgaste fuera severo en las piernas de ambos, mucho más en el caso del alicantino por detrás en el marcador.

RODDICK REMONTA DE MADRUGADA.

Del resto de la jornada, destacó la remontada pasada la medianoche del estadounidense Andy Roddick ante el alemán Tommy Haas, procedente de la previa, por 1-6, 7-6(9) y 6-4. El de Nebraska sufrió mucho para adaptarse a la tierra batida, escenario que menos le conviene, y necesitó dos horas y 22 minutos para deshacerse del germano, que hizo del saque directo su mejor baza (14 'aces' por nueve de Roddick). Su próximo rival será Nikolay Davydenko, que superó al francés Florent Serra.

También cumplieron con los pronósticos el serbio Novak Djokovic, finalista en Roma y Montecarlo, a costa el español Óscar Hernández, agraciado con una 'wild card' de la organización, el francés Gilles Simon, contra el italiano Fabio Fognini y el argentino Juan Martín del Potro contra el checo Tomas Berdych.

En féminas, llegó el debut de la número uno del mundo, Dinara Safina, contra la china Li Na y la rusa no defraudó y selló su pase a los octavos, en los que se medirá con la checa Lucie Safarova. Además, la francesa Amelie Mauresmo, ex número uno del mundo, se clasificó para cuartos a costa de la rusa Elena Dementieva, tercera del escalafón, y la rusa Vera Dushevina, procedente de la previa, apeó a la italiana Francesca Schiavone.