(Crónica) Nadal y Verdasco lideran una jornada casi perfecta para la 'Armada'

Sólo la derrota de Feliciano López evitó el pleno

PARÍS, 27 (EUROPA PRESS)

Rafa Nadal y Fernando Verdasco, que podrían medir sus fuerzas en octavos de final, evidenciaron una enorme autoridad para sellar su respectivo pase a tercera ronda en Roland Garros, en la que también estarán otras 'espadas' españolas como Nicolás Almagro y David Ferrer, y la canaria Carla Suárez en féminas.

Sólo la derrota de Feliciano López empañó el pleno de la 'Armada' en la arcilla parisina. El toledano, que ya sufrió en la ronda precedente ante el brasileño Marco Ferreira, cedió ante el serbio Janko Tipsarevic por 6-7(9), 6-4, 7-6(4) y 6-3 en un partido que se fue hasta casi las cuatro horas de duración.

'Feli', que no está cuajando su mejor temporada, no pudo con el balcánico a pesar de estar acertado con su servicio, algo que sí le sirvió para superar la ronda inicial del torneo parisino. Sin embargo, Tipsarevic, mucho más sólido, le dejó sin opciones a pesar del set inicial.

En la Suzanne Lenglen, Nadal mejoró su versión, a pesar de las espesuras iniciales, para solventar en tres sets su compromiso ante el ruso Teimuraz Gabashvili. El de Manacor ajustó mejor sus tiros y sus golpes fueron más profundos que ante Marcos Daniel, lo que sirvió para apuntarse ya dos sets de manera rotunda por 6-1 y 6-2.

El balear se medirá ahora al australiano Lleyton Hewitt, quien superó con comodidad al kazajo Andrey Golubev. El español y 'aussie' mantienen un equilibrio en sus enfrentamientos (4-4) aunque los tres últimos han caído del lado de Nadal, al igual que los tres disputados sobre tierra batida.

En la misma línea se mostró Verdasco, arrollador ante al alemán Philipp Petzschner por 6-1, 6-2 y 6-3 en tan sólo una hora y 15 minutos de partido. 'Fer' sólo tardó tres juegos en encarrilar el partido (2-1) para cobrarse dos nuevas ventajas en el quinto y el séptimo juego, lo que le permitió economizar esfuerzos y adjudicarse la primera manga en sólo 20 minutos.

El héroe de la pasada final de la Copa Davis, impecable con su derecha, prosigue su recital en París dispuesto de una vez por todas a llegar a las rondas decisivas en Roland Garros aunque en el horizonte aparece un posible enfrentamiento con Nadal en octavos.

Su próximo rival será el también español Nicolás Almagro, que tuvo que remontar ante el letón Ernests Gulbis (6-7(4), 7-6(5), 6-3, 6-2). El madrileño ha vencido los dos duelos anteriores, ambos sobre tierra batida, en Kitzbuhel 2007 y Stuttgart 2005.

El murciano tardó en entrar en el partido y le costó el primer set en el 'tie-break', pero elevó el nivel de su juego y tras imponerse en la muerte súbita de la segunda manga, ya no dio más opciones al correoso Gulbis, al que dominó especialmente con su gran servicio --15 'aces'--.

El último en cerrar su clasificación fue el alicantino David Ferrer, decimocuarto cabeza de serie, en cinco apasionantes sets frente al alemán Nikolas Kiefer por 6-3, 5-7, 6-4, 3-6 y 6-2. El de Jávea se medirá ahora al vencedor del duelo entre el sueco Robin Soderling y el uzbeco Denis Istomin.

SOLVENCIA DE CARLA SUÁREZ

En el cuadro femenino, siguen adelante las rusas Dinara Safina, número uno del mundo, y Maria Sharapova, ex número uno mundial, así como la serbia Ana Ivanovic, defensora del título. Entre ellas la canaria Carla Suárez, que cumplió con los pronósticos y se convirtió en la primera representante de la 'Armada' femenina en clasificarse para la tercera ronda de Roland Garros al superar a la checa Lucie Hradecka.

La canaria, que el año pasado llegó hasta los cuartos de final en el Abierto francés, doblegó a la centroeuropea, 67 del mundo, por un cómodo 6-2 y 6-4 después de tan sólo una hora y cinco minutos de juego.

Suárez se aprovechó de los múltiples errores no forzados de su oponente --33 en el partido-- para sentenciar su pase a la siguiente ronda en la que se medirá a la bielorrusa Victoria Azarenka, nueve del mundo y ante la que buscará la revancha por su eliminación recientemente en Stuttgart.