Dementieva y Petrova avanzan y Virginia Ruano y Silvia Soler se despiden

  • Madrid, 9 may (EFE).- Las rusas Elena Dementieva, tercera cabeza de serie, y Nadia Petrova, octava, impusieron con autoridad su condición de favoritas en el Madrid Masters 1000, que contempló en la primera jornada de competición femenina las primeras bajas españolas con las derrotas de Virginia Ruano y Silvia Soler.

Madrid, 9 may (EFE).- Las rusas Elena Dementieva, tercera cabeza de serie, y Nadia Petrova, octava, impusieron con autoridad su condición de favoritas en el Madrid Masters 1000, que contempló en la primera jornada de competición femenina las primeras bajas españolas con las derrotas de Virginia Ruano y Silvia Soler.

Virginia Ruano dispuso del honor de inaugurar, competitivamente, la pista central, denominada Manolo Santana, de la Caja Mágica. Disfrutó del estreno durante ochenta minutos. El tiempo que tardó la rusa Ana Chakvetadze en sacar adelante el compromiso (6-4 y 6-3).

La veterana raqueta madrileña fue una de las invitadas de la organización del torneo. A sus treinta y seis años, la nueva competición quiso tener en consideración su trayectoria. Su historial. Aderezado por el hecho de ser madrileña.

Tres títulos individuales y 41 en dobles, nueve del Grand Slam. Y dos medallas de plata olímpicas, en Atenas 2004 y Pekín 2008, dan lustre a la historia de la tenista española, ahora anclada más allá de los 100 primeros del mundo. Lejos del vigésimo cuarto lugar individual que disfrutó hace una década.

Como doblista fue la mejor del mundo. En compañía de la argentina Paola Suárez. Pero este año apenas se ha prodigado por el circuito.

Apenas hace ruido ya la madrileña que tuteó a la tenista moscovita durante el inicio del encuentro. Aceptó el cuerpo a cuerpo durante los ocho primeros juegos (4-4). Pero después decayó.

Chakvetadze, que llegó a ser la cuarta raqueta del ránking hace un año y ahora se mantiene en el veintidós aunque desde el 2008 no logra un título que amplíe los siete éxitos conquistados, afronta su futuro lleno de retos. Madrid es uno.

Impuso su ritmo a partir del noveno juego y Ruano decayó. Aunque intentó mantener el tipo no pudo evitar la derrota y la eliminación.

Se convirtió en la segunda española eliminada en la primera ronda. Antes fue Silvia Soler Espinosa, que cayó derrotada frente a la rusa Alisa Kleybanova por 6-3 y 6-4, que impuso su fortaleza física ante la hispana, aún carente de experiencia más allá de las rondas iniciales de los torneos de enjundia.

Chakvetadze se enfrentará en segunda ronda con la ganadora del choque entre la polaca Agnieszka Radwanska, décima cabeza de serie, y la australiana Samantha Stosur. Kleybanova se encontrará con la estadounidense Venus Williams, cuarta favorita, semifinalista en Roma esta semana.

Dementieva y Petrova cumplieron los pronósticos. Pero no Marion Bartoli, undécima favorita, que fue superada por la canadiense Aleksandra Wozniak, una de las raquetas que en mejor momento se encuentra ahora. Sólo necesitó dos sets la norteamericana para echar al traste las aspiraciones de la gala (7-6(2) y 6-2).

Dementieva, tercera raqueta del circuito, con trece éxitos a su espalda, entre ellos el oro olímpico en Pekín y dos títulos este curso, en Auckland y Sydney, se empleó a fondo para superar a la estadounidense Bethanie Mattek-Sands, que este año ha evidenciado su despegue en el ránking aunque carece de lustre en su historial. Tardó cerca de hora y media en resolver el partido (6-4 y 6-1). Y podría ser la rival de la española Lourdes Domínguez Lino si esta supera su compromiso de primera ronda.

Petrova, por su parte, se benefició de la retirada de su rival, la checa Iveta Benesova, que decidió abandonar afectada por un virus respiratorio, cuando la octava favorita ganaba por 6-0 y 2-1.

La china Jie Zheng fue otra de las que cumplió con las expectativas. Decimoquinta cabeza de serie, superó por un doble 6-4 a la rusa Maria Kirilenko. Más tiempo empleó la francesa Virginie Razzano en superar a la tailandesa Tamarine Tanasugarín (6-0, 4-6 y 6-3).