Djokovic: "Nadal se merece ser el número uno del mundo, es un verdadero campeón"

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El tenista serbio Novak Djokovic calificó al español Rafa Nadal como "un verdadero campeón", pues "se merece totalmente ser el número uno del mundo", ya que "ha madurado mucho en los últimos años".

"Ha sido muy dominante durante 4 ó 5 años en esta superficie, pero ahora ha ganado también ya Wimbledon y ha progresado mucho en pista dura y eso lo sabe, por eso es importante para él, porque sabe de su potencial, ahora se le ve muy motivado para repetir el éxito del año pasado y lograr todos los torneos que participe en tierra y finalizar con un nuevo título en Roland Garros, por eso es el número uno del mundo y se lo merece totalmente, porque es un gran campeón", alabó en rueda de prensa el tercer favorito al triunfo en el cuadro masculino madrileño.

"Como jugador es algo increíble, cuenta con una gran ventaja, aun con esa fuerza física, tiene una fuerza mental todavía mayor, porque lo importante en los momentos decisivos es tener esa tranquilidad y paciencia, sabe mantenerse concentrado, no tiene problemas de irse del partido y es muy seguro de sí mismo, por eso siempre te obliga a a hacer un golpe más, sabe que antes o después le va llegar su oportunidad", siguió piropeando el balcánico que comenzó su respuesta ironizando con que "Rafa tiene que mejorar su juego en arcilla, porque no ha mejorado últimamente demasiado".

Sobre su estreno en el Mutua Madrileña Madrid Open, Djokovic afirmó sentirse "físicamente muy cansado". "He jugado las últimas rondas en estas semanas y eso pasa factura mentalmente, pero éste es mi trabajo y en cualquier condición tengo que intentar hacerlo lo mejor posible", restó importancia.

No en vano, el serbio ha jugado "tres semanas seguidas" en otros tantos torneos. "Hoy he jugado suficientemente bien para ganar bien, he podido cerrar el partido en dos sets, aunque ha sido en 1:45 minutos, lo que indica que el resultado puede parecer fácil, pero no fue nada sencillo", dejó claro.

En este sentido, Djokovic resaltó lo "complicado" que puede convertirse adaptarse a "una pista central nueva y sobre una altura distinta a la que has venido jugando". "No es fácil coger ese ritmo si juegas por primera vez en esta pista central que, por cierto, es muy bonita", aprovechó para reconocer el serbio.

Menos flores echó el actual número cuatro del mundo que criticó el resto de pistas: "La Central es muy buena, pero las de fuera sin embargo son muy malas, ayer entrenando no cogí ritmo alguno y eso me ha dificultado la vida hoy en algunos momentos del partido, además hablé con algunos compañeros que les ha tocado jugar en otras de fuera y tampoco les gustaron demasiado".

Por último, Djokovic se refirió al modelo actual de la ATP, que ha propiciado que el serbio pierda el tercer puesto del ranking mundial el día después de levantar el trofeo en su Belgrado natal. "Demuestra lo cruel que puede ser este sistema de puntuación que tenemos, hay que intentar hacerlo lo mejor posible ahora, porque los puntos y el puesto con trabajo ya los recuperarás. No es el mejor sistema posible, porque si sólo defiendes títulos no ganas nada nuevo, lé pasó a Roger (Federer) y ahora le pasa los mismo a Rafa, creo que es algo que tenemos que debatir, no crítico a nadie, tan sólo digo que tenemos que estudiarlo", matizó.

"De todos modos, perder esa plaza me motiva más para volver al puesto número tres de nuevo o quizás incluso más allá... Siendo realistas, jugando tres finales de torneos Masters 1000 seguidas y levantando un torneo 250 (Belgrado), considero que he tenido buenos resultados y jugado un buen tenis, sólo hay que ser paciente, porque recuperaré ese puesto", concluyó.