El torneo de Wimbledon podrá jugarse de noche tras la aprobación del nuevo techo retráctil

LONDRES, 17 (EUROPA PRESS)

El torneo de Wimbledon, tercer 'Grand Slam' de la temporada de tenis, podrá contar tras 87 años de existencia de una cubierta plegable que permita la continuación de los partidos que se alarguen hasta largas horas de la tarde y noche, y en aquellas jornadas interrumpidas por la lluvia londinense.

El nuevo techo retráctil, que además goza de un complejo sistema de iluminación, podrá en apenas siete minutos y cuatro segundos transformar a la pista de tenis más famosa del mundo en un escenario protegido de los condicionantes climáticos por primera vez en su historia.

La novedosa bóveda de dieciséis metros está compuesta por un ligero, translúcido y flexible tejido llamado "Tenara", que esta sostenido por un total de diez vigas de hierro. Además dispone de un sistema de gestión de aire que elimina la condensación dentro de la pista, lo que soluciona uno de sus principales inconvenientes.

La innovación de la organización británica fue diseñada por la empresa HOK Sport, cuyos anteriores trabajos con el Estadio de Wembley y en el nuevo escenario de juego de los Yankees de Nueva York les han reportado numerosas credenciales en arquitectura deportiva.

La presentación de la nueva cubierta se realizó con gran éxito ante la atenta mirada de más de quince mil espectadores, entre los que destacaron los ex campeones de Wimbledon Andre Agassi y Steffi Graf, y los ex tenistas Tim Henman y Kim Clijsters.

El de Las Vegas, que sumó su único título en los Internacionales Británicos tras una final interminable en 1992 ante Goran Ivanisevic, se mostró encantado ante el nuevo cambio. "Es un cambio interesante y es muy positico tanto para los jugadores como para la afición", dijo.

Por su parte, el director ejecutivo del torneo británico, Ian Ritchie, comentó durante el acto de presentación que las pruebas han sido un "éxito". "Técnicamente el cierre se ha realizado bien. La prueba ha sido un éxito. La humedad y el aire eran dos de los principales inconvenientes que teníamos, pero parecen solventados", concluyó.