España superó el escollo serbio con más facilidad de lo previsto

  • Benidorm (Alicante), 8 mar (EFE).- El equipo español de Copa Davis superó con más facilidades de las previstas su primera defensa del título ganado el pasado año en Argentina, al superar por 4-1 a la Serbia de un decepcionante Novak Djokovic, lo que permitió a Albert Costa disfrutar de su debut como nuevo capitán.

Nadal no deja opciones a Djokovic y da el punto del triunfo a España

Nadal no deja opciones a Djokovic y da el punto del triunfo a España

Serbia se escapó con el dobles de la derrota y Nadal podría sentenciar

Serbia se escapó con el dobles de la derrota y Nadal podría sentenciar

Nadal no deja opciones a Djokovic y da el punto del triunfo a España

Nadal no deja opciones a Djokovic y da el punto del triunfo a España

Nadal no deja opciones a Djokovic y da el punto del triunfo a España

Nadal no deja opciones a Djokovic y da el punto del triunfo a España

Nadal: "Estoy feliz por el juego y la eliminatoria"

Nadal: "Estoy feliz por el juego y la eliminatoria"

Ferrer consigue el 4-1 en menos de una hora ante Tipsarevic

Ferrer consigue el 4-1 en menos de una hora ante Tipsarevic

Benidorm (Alicante), 8 mar (EFE).- El equipo español de Copa Davis superó con más facilidades de las previstas su primera defensa del título ganado el pasado año en Argentina, al superar por 4-1 a la Serbia de un decepcionante Novak Djokovic, lo que permitió a Albert Costa disfrutar de su debut como nuevo capitán.

La vuelta al equipo de Rafa Nadal, junto con la buena actuación de David Ferrer y la superficie de tierra batida de la pista convirtieron a España en un escollo insalvable para los tenistas balcánicos, que tan solo en el dobles respondieron a las expectativas creadas, a pesar de que finalmente no los jugó Djokovic.

La eliminatoria comenzó marcada por aspectos extradeportivos. La mala climatología que del martes al viernes azotó a Benidorm condicionó en un principio los entrenamientos y posteriormente la disputa de los partidos.

Las fuertes rachas de viento del pasado jueves provocaron desperfectos en las gradas del estadio modulable que ha albergado a 15.000 personas en cada jornada, por lo que por motivos de seguridad, se decidió suspender la jornada inicial prevista para el viernes, en la que finalmente se pudieron arreglar los destrozos.

El triunfo de David Ferrer ante Djokovic en el primer partido de la eliminatoria fue esencial para que España cimentara su victoria, ya que desmontaba los argumentos del equipo serbio: que Djokovic ganara sus tres puntos.

El tenista alicantino recobró la consistencia que su juego había perdido en los meses finales de 2008 y supo aguantar mentalmente los momentos claves del partido para impedir que el serbio volviera a meterse en el mismo y tuviera opciones.

Nadal cumplió posteriormente los pronósticos y dio a España el segundo punto tras pasar como un vendaval por la pista ante un Janko Tipsarevic muy fallón, que sólo fue capaz de ganar tres juegos en todo el partido, a pesar de que luego tratara de justificarse con el tipo de pista al afirmar que parecía "una playa de arena".

España pudo conseguir un logro de récord, ya que finalmente pudo jugarse el dobles en la jornada inaugural del sábado y de haber ganado hubiera finiquitado en menos de doce horas la eliminatoria.

Sin embargo, la calidad de Nenad Zimonjic en el dobles fue determinante para que junto a Viktor Troicki superaran a Robredo y Feliciano López, en un partido igualado que se decidió en dos muertes súbitas.

Ante esta tesitura se llegó a la situación que todos los aficionados esperaban, el duelo entre Rafa y Djokovic, entre el número uno y tres del mundo, podía decidir la eliminatoria, como finalmente fue.

El jugador serbio mejoró su juego respecto al partido con Ferrer, pero Nadal no le dio opciones en ningún momento, y demostró que hoy en día es prácticamente invencible en tierra batida. En tres sets, el mallorquín solventaba el partido y la eliminatoria para regalar a su capitán Albert Costa un debut soñado como nuevo capitán de un equipo que aspira a conseguir su cuarta ensaladera.

Ferrer ante Viktor Troiki, que sustituyó a Tipsarevic, firmó el 4-1 definitivo, en un partido sin historia que solventó en menos de una hora por 6-0 y 6-3.