Federer dice que los españoles no van a la sesión matinal porque quieren su comida y su siesta

  • Madrid, 14 may (EFE).- El suizo Roger Federer, en los cuartos de final del Masters 1000 de Madrid tras superar al estadounidense James Blake (6-2 y 6-4), elogió la puesta en escena del torneo de la Caja Mágica, que acaban de abandonar el alemán Phillip Kohlschreiber y el ruso Nikolay Davydenko, a pesar de la falta de público en la sesión matinal "porque el español prefiere comer y la siesta y me parece muy bien".

Federer vence a James Blake y se venga de la derrota en Pekín

Federer vence a James Blake y se venga de la derrota en Pekín

Federer dice que los españoles no van a la sesión matinal porque quieren su comida y su siesta

Federer dice que los españoles no van a la sesión matinal porque quieren su comida y su siesta

Madrid, 14 may (EFE).- El suizo Roger Federer, en los cuartos de final del Masters 1000 de Madrid tras superar al estadounidense James Blake (6-2 y 6-4), elogió la puesta en escena del torneo de la Caja Mágica, que acaban de abandonar el alemán Phillip Kohlschreiber y el ruso Nikolay Davydenko, a pesar de la falta de público en la sesión matinal "porque el español prefiere comer y la siesta y me parece muy bien".

El número dos del mundo insistió en que "la pista central está bastante bien. Quizás los españoles no vienen a todos los partidos de la sesión de día porque quieren su comida y su siesta. Eso está bien. Hoy, sin embargo, había un buen ambiente. Este es el primer año y hay que dar tiempo al torneo. Están esforzándose mucho y creo que el torneo solo puede mejorar. Están poniendo mucho de su parte", apuntó Federer.

La baja de Kohlschreiber y Davydenko alimenta la relación de bajas desde que comenzó el torneo. Federer no cree que se deba, únicamente, a la intensidad competitiva de los últimos meses. Sino a un cúmulo de temporadas que pesan en el cuerpo del jugador.

"Mucho tenis en el cuerpo no es siempre lo mejor. Tenemos lesiones y parece que hay muchas en las piernas de los jugadores últimamente. Tenemos todo tipo de lesiones, de hombro, tobillo y muñecas. Me encantaría que se jugaran todos los partidos pero a veces no puede ser. No obstante, me alegro que ninguno de los grandes se retiraran", añadió Federer, que se desmarcó de la corriente contraria al actual sistema de puntuación en el ránking.

"No hago mucho caso del sistema de puntuación. En teoría tiene que ser justo para todo jugador. Es un ránking de 365 días y los mejores tendrían que estar arriba de forma constante. Siempre hubo algo de controversia pero no demasiado grande. Del número tres al número cuatro no hay mucha diferencia. Aunque entiendo que Novak Djokovic no esté conforme de que haya perdido el tres. Andy Murray y él están muy parejos. A mí me va bien el sistema que tenemos actualmente", concluyó el número dos del mundo.

Federer no tuvo contratiempos en el partido ante James Blake, que le apartó de los Juegos Olímpicos de Pekín.

"Era otro ambiente; sobre tierra batida y con otra calidad de juego que la que tuvimos en Pekín. Hoy jugué cómodo y bastante bien y me alegro de que fuera tan fácil", reconoció el suizo.

"Siempre será más fácil hacer un buen saque aquí que en Roma; por la altitud y por las opciones que tienes para servir. Hoy he hecho una buena mezcla. Es lo que tenía que hacer. Fue un partido sólido y me alegro de haberle ganado porque es un rival peligroso que venía jugando bien", añadió Federer, que se encontrará en cuartos de final con otro estadounidense, Andy Roddick.

"Con Roddick he jugado muchas veces y ya era hora que nos encontráramos sobre tierra batida. Es un tipo de pista que favorece su juego y sobre todo su saque. No fue fácil para Andy. Para mí es un buen encuentro. He tenido éxito contra él y espero que siga" apuntó Federer, que opinó sobre el estreno de la cubierta de la pista central de Wimbledon, que se probará el viernes.

"Ahora que tienen techo no lloverá en Wimbledon. Los jugadores quieren ver como va a funcionar por el tema, sobre todo, de la iluminación. Agradecemos mucho que Wimbledon haya seguido esta innovación", acabó el suizo.