Federer estará en la final

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El suizo Roger Federer logró la clasificación para la final del Mutua Madrileña Madrid Open después de eliminar en la segunda semifinal al argentino Juan Martín Del Potro por un rotundo 6-3 y 6-4 en poco más de una hora y veinte minutos de un duelo en el que el argentino no aprovechó sus escasas opciones en la primera manga.

De este modo, el helvético se medirá en la gran final al 'todopoderoso' Rafa Nadal, que derrotó hoy en un duelo memorable de más de cuatro horas al serbio Novak Djokovic, repitiendo así la final del Open de Australia de este año en una última ronda tan inédita en Madrid como anhelada por su afición durante estos ocho años de torneos Masters en la capital.

El actual número dos del mundo logró el billete para la final en un duelo en el que de salida se topó con un Del Potro batallador, beneficiado por la altura de la capital madrileña, ideal para salvar las carencias de un 'cañonero' como el albiceleste sobre arcilla. Así, el argentino logró inquietar a Federer que se vio con un 30-40 en contra cuando cuando el marcador reflejaba un igualado 2-2. Pero, el número dos del mundo metió un buen primer saque y Del Potro no pudo más que estrellar la pelota en la red.

No sucedió lo mismo a la primera tentativa del suizo que no perdonó en el octavo juego del set. Federer conectó uno de sus 19 puntos ganadores del primer parcial, por sólo tres de su adversario, para colocarse con un franco 5-3, que le permitió acto seguido cerrar la manga con su servicio.

En la reanudación, Del Potro acusó el golpe, trató de devolverle la moneda al suizo con un 'break' a las primeras de cambio, pero no logró escamotearle el saque a un Federer que, tras marrar un 30-40 con uno iguales, inoculó todo su veneno en cuanto se le presentó su oportunidad para romper el servicio del sudamericano, imponerse de nuevo 5-3 e inscribir su nombre en la final del torneo madrileño que, aún estado de 'shock' tras vivir el partido más largo de la historia a tres sets, tendrá mañana por fin su deseada final entre las dos mejores 'raquetas' del circuito ATP.