Federer: "Siempre será muy difícil ganar a Nadal en tierra"

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El tenista suizo Roger Federer considera "muy difícil" batir a Rafa Nadal, número uno del mundo, en tierra batida, por lo que considera que la altitud de Madrid, muy cuestionada por el manacorí, no es un inconveniente para que parta como principal favorito en el Mutua Madrileña Madrid Open, donde debuta mañana ante Jurgen Melzer.

"La tierra le va bien a Rafa (Nadal) en altitud o no, da igual. Siempre será muy difícil ganarle. Quizás la altitud sea una ventaja ligera para algunos sacadores más peligrosos, porque el servicio no es su arma pero tampoco es su debilidad", explicó en rueda de prensa.

En cuanto a su tradicional rivalidad con el mallorquín recordó algunos "partidos épicos" como las finales en Roma, Wimbledon o Australia, pero dejó claro que también han jugado "partidos malos". "Me ha ganado mucho en Roland Garros, pero tengo la sensación de que lo puedo hacer bien contra él. Es el mejor en tierra y su buena temporada debería ayudarle este año en Roland Garros", valoró.

El ex número uno del mundo aseguró haberse sentido "fantástico" hoy ante el sueco Robin Soderling (6-1 y 7-5). "Empecé fuerte y un buen comienzo ayuda porque te quita la presión de meterte en el partido. Especialmente contra un buen sacador como él a quien es casi imposible romper y sobre todo aquí con la altitud, pero jugué bien. Me he acostumbrado a las condiciones porque no había visto la central. Sólo en el concierto de Lenny Kravitz y no estaba la pista de tierra batida, espero entrenarme bien mañana y jugar algo mejor el próximo día", comentó.

De todos modos, reconoció no haber hecho "el mejor de los partidos" debido a las dos dobles faltas que le "hicieron daño" pues permitieron al sueco ponerse con un 'break' de ventaja en el segundo set. "Él me quitó el equilibrio y tengo que arreglar esto para el siguiente partido, intenté jugarle distinto con más técnica y creo que eso funcionó", apuntó.

Por otra parte, espera tener como rival en tercera ronda al estadounidense James Blake en lugar del croata Ivo Karlovic. "Nunca he jugado con Blake en tierra y me gustaría porque me gusta enfrentarme a él. Es interesante jugar contra los americanos en arcilla, son peligrosos. Con Karlovic sé lo que me espera porque he jugado hace poco y si pudiera elegir, prefiero a Blake", añadió.

En otro orden de cosas, confesó que no sabía que su número dos del mundo está en juego esta semana en la capital y no pareció preocuparse por ello al saberlo. "No sabía que el número dos estaba en riesgo, pero lo más importante es prepararme para Roland Garros", indicó.

Por último, el de Basilea, recién casado y futuro padre, aseguró que al saber que su esposa Mirka Vavrinec estaba embarazada se sintió "distinto". "Tuve una sensación distinta en los entrenamientos, pero no en los partidos, que me centraba en cada punto. Ahora las cosas han vuelto a la normalidad, fueron unos pocos días. La cuenta atrás empieza, fue un momento bueno y ahora nos vamos preparando para París y en vida privada espero que Mirka se encuentre bien. No ha sido un cambio tan grande, me siento normal y eso es bueno", finalizó.