Federer y Roddick: dos viejos conocidos en tierra por primera vez

  • Madrid, 14 may (EFE).- La flamante Caja Mágica, recinto erigido para la puesta en escena del Masters 1000 de Madrid, contemplará el reencuentro competitivo de dos viejos conocidos, el suizo Roger Federer y el estadounidense Andy Roddick, que, sin embargo, por primera vez cruzarán sus caminos en una superficie de tierra.

Federer y Roddick: dos viejos conocidos en tierra por primera vez

Federer y Roddick: dos viejos conocidos en tierra por primera vez

Madrid, 14 may (EFE).- La flamante Caja Mágica, recinto erigido para la puesta en escena del Masters 1000 de Madrid, contemplará el reencuentro competitivo de dos viejos conocidos, el suizo Roger Federer y el estadounidense Andy Roddick, que, sin embargo, por primera vez cruzarán sus caminos en una superficie de tierra.

Federer y Roddick han escrito incalculables historias detrás de los diecinueve enfrentamientos que han dirimido a través de sus respectivas carreras. Desde la primera cita, en Basilea en el 2001, sobre moqueta, hasta la más reciente, en el Masters 1000 de Miami del presente ejercicio, se han curtido en mil batallas. Nunca en arcilla.

El suizo acoge el duelo de cuartos de final del torneo madrileño con veintiocho años. En una constante lucha contra el destino después de ser apartado del número uno del mundo y por primera vez desde hace mucho tiempo metido en una racha sin triunfos que alimenten su histórico bagaje.

Roddick, con doce meses menos que su adversario está acomodado en la nobleza del circuito. Llegó a liderar el ránking en noviembre del 2003. Poco antes de que Roger Federer estableciera su particular y longeva dictadura en el mundo del tenis.

Es ahora la sexta raqueta del circuito el tenista de Nebraska, ganador en Memphis y finalista en Doha. Méritos que nutren una relación de méritos adornada con 27 éxitos.

Ni Federer ni Roddick sienten predilección por la arcilla, una superficie que minimiza sus argumentos tenísticos y que hasta ahora ha pasado por alto el destino en sus cruces de caminos.

La rivalidad entre el suizo y el estadounidense ha sido apreciada por el resto de superficies. Dos veces en moqueta, tres en hierba y catorce en pista dura. Federer ha ganado diecisiete de los diecinueve duelos que han jugado. Aunque el último triunfo del norteamericano no queda tan lejos. Fue en los cuartos de final del Masters Series de Miami del 2008. Cuando Federer no podía esquivar el inicio de su leve declive.

Un año después, en ese mismo escenario, el helvético se tomó cumplida venganza. Fue la última vez que hasta ahora han coincidido. La segunda del 2009. Antes Federer, que siempre ha salido airoso de las finales en disputa, se impuso en la semifinal del Abierto de Australia.

"Con Roddick he jugado muchas veces y ya era hora que nos encontráramos sobre tierra batida. Es un tipo de pista, la de Madrid, por la altura y la pista, que favorece su juego y sobre todo su saque. El partido contra Tommy Haas de segunda ronda no fue fácil para Andy. Para mí jugar contra él un buen encuentro. He tenido éxito hasta ahora en nuestros enfrentamientos y espero que siga", dijo Federer sobre el duelo de Madrid.

Federer superó con solvencia el choque contra el estadounidense James Blake (6-2 y 6-4). Roddick no entró en juego. Su rival, el ruso Nikolay Davydenko, decidió no comparecer al duelo por problemas en su pierna izquierda.