Ferrer: "Es mi tercer año en 'semis' y me hace especial ilusión"

BARCELONA, 24 (EUROPA PRESS)

El tenista David Ferrer celebró su victoria en cuartos de final del Conde de Godó ante el catalán Tommy Robredo, por segundo año consecutivo, y aseguró estar muy contento por jugar su tercera semifinal en este torneo, pues le "hace especial ilusión", aunque matizó que el rival en 'semis', sea Verdasco o González, estará "en mejor forma" que él.

"Es mi tercer año en semifinales y me hace especial ilusión. El Godó, desde que tengo ocho años, venía a verlo con mis padres y ahora estamos aquí los tres. Tengo un buen recuerdo de este torneo", comentó. Sin embargo, no se ve en la final. "No, me veo en semis. Mañana tengo un partido muy complicado, contra unos rivales que están en mejor forma que yo", manifestó.

Además, bromeó al asegurar que el madrileño Fernando Verdasco, número 7 de la ATP y segundo cabeza de serie del torneo, no se le da "muy allá". "Verdasco no se me da muy allá pero con los dos he perdido las últimas veces. Tanto he ganado como perdido con ellos", se sinceró. No obstante, de seguir la línea de juego mostrada hasta hoy, que es "buena aunque no espectacular", tiene opciones de, como mínimo, igualar el resultado del año pasado.

Sin embargo, reiteró que no se ve jugando contra Nadal en una hipotética repetición de la final de 2008. "Es que no lo pienso. Pienso en hacer un buen tenis y a ver si sale. Pensar más allá es tontería", alegó. En cuanto a su juego, aseguró estar mejor físicamente. "Estoy más entero que otros días. Pero siempre es así en los primeros partidos. A medida que ganas partidos juegas con más calma y tranquilidad", apuntó.

Del partido ante Tommy Robredo, que solventó por 6-3 y 6-4, valoró el hecho de ser rápido y "no tan duro físicamente". "Ha sido rápido. He sabido mantener mi servicio y aprovechar los baches que ha tenido con sus saques", comentó. La pista estaba rápida, hacía mucho calor, y no era fácil hacer grandes peloteos, porque botaba mucho. Se hubiera podido complicar mucho", matizó.

Por último, el valenciano ironizó cuando fue preguntado por la ausencia de Nadal en el orden de juego del día, tras meterse directamente en semifinales por abandono de Nalbandian. "Lo veo igual, porque siempre estoy en el vestuario con él. Sí que es verdad que hay más paz, más calma", bromeó.