La calidad de las serbias convirtió la permanencia en una misión imposible

  • Barcelona, 27 abr (EFE).- Fue una misión imposible desde el primer punto de la eliminatoria. Las españolas no pudieron con Serbia, el 'coco' del bombo, y perdieron la categoría, en el CT Lleida, por primera vez en su historia.

La calidad de las serbias convirtió la permanencia en una misión imposible

La calidad de las serbias convirtió la permanencia en una misión imposible

Barcelona, 27 abr (EFE).- Fue una misión imposible desde el primer punto de la eliminatoria. Las españolas no pudieron con Serbia, el 'coco' del bombo, y perdieron la categoría, en el CT Lleida, por primera vez en su historia.

España, tercera en el ránking de la ITF -por detrás de Rusia e Italia- con cinco títulos de Copa Federación, otras seis finales, era el único país que aún no había pasado por el trance del descenso. La próxima temporada militará en la segunda división de esta competición.

Su puesto en el Grupo Mundial lo ocuparan la serbias, que con el 0-4 que le endosaron este fin de semana a las chicas de Miguel Margets, ascienden por primer vez a la elite del tenis por equipos.

Las escasas opciones de triunfo de las españolas pasaban por el concurso de Carla Suárez, pero la canaria, probablemente la jugadora más en forma del equipo, renunció a participar en la eliminatoria para preparar lo mejor posible la temporada de tierra.

Tampoco el jugar de local, y sobre arcilla -España preparó una pista lenta y con un bote muy vivo de la bola- eran garantía de nada. Ana Ivanovic (séptima jugador del mundo) es la vigente campeona de Roland Garros, aunque todavía no había disputado un partido en esta superficie esta temporada, y Jelena Jankovic, cuarta en el ránking mundial, acababa de ganar el torneo de Marbella en circunstancias muy similares.

Las dos ex números uno se bastaron para dar los tres puntos necesarios a Serbia, porque las otras dos componentes del equipo, Ana Jovanovic y Aleksandra Krunic, venían como meras comparsas y ni si quiera iban a disputar el punto de dobles si en éste hubiera habido algo en juego.

Jankovic, que arrastró un evidente constipado todo el fin de semana, fue la encargada de abrir la eliminatoria y lo hizo derrotando a María José Martínez con relativa facilidad (6-3 y 6-4).

La murciana tuvo sus opciones de forzar el tercer set, cuando dispuso de una bola para el 4-0 en el segundo, pero en la recta final del choque dejó de hacer lo que le había dado resultado -profundidad de revés y constantes dejadas para atraer a su rival a la red-, y acabó desfondada cuando aceptó el intercambio desde el fondo de la pista propuesto por la serbia.

Anabel Medina logró arrancarle el primer set a Ana Ivanovic en el segundo choque del sábado, pero desapareció en las dos mangas siguientes y acabó perdiendo por 3-6, 6-1 y 6-2.

"A partir del segundo set, me descoordiné con la derecha. A veces estas cosas suceden y una no sabe muy bien qué hacer", se lamentó la valenciana al final del choque.

Jankovic acabó con cualquier sueño de remontada en el primer individual del domingo. Medina, 18 del ránking de la WTA y que acostumbra a jugar mucho mejor la segunda que la primera jornada, recuperó su nivel, pero la tenista de Belgrado también mejoró sus prestaciones respecto al día anterior y dio el punto decisivo a Serbia por 6-3, 3-6 y 6-3.

Los otros dos partidos resultaban ya intrascendentes. Martínez no pudo darle el punto del honor a España al caer ante Jovanovic por un ajustado 3-6, 6-3 y 7-6, y el doble se suspendió a causa de la lluvia cuando Núria Llagostera y Lourdes Domínguez dominaban con comodidad a Jovanovic y Krunic (6-2 y 1-0).

"El equipo está triste, porque es la primera vez que bajamos, pero es el momento de estar todos unidos y pensar en lograr el ascenso", manifestó el capitán del equipo español, Miguel Margets, a la conclusión de la eliminatoria.

Margets sabe que, para lograr el objetivo, necesitará echar mano de sus mejores jugadoras, incluida Suárez. "Esperemos que lo que ha ocurrido en esta eliminatoria sea excepcional, porque Carla es una jugadora con un talento increíble y la necesitamos", concluyó.

Ginés Muñoz