La frialdad de Nadal se impone a Verdasco

  • Madrid, 15 may (EFE).- La frialdad de Rafael Nadal se impuso al deseo de Fernando Verdasco en el duelo entre españoles, y el número uno del mundo se abrió paso por 6-4 y 7-5, en una hora y 58 minutos, para colocarse en las semifinales del Masters 1000 de Madrid, fase en la se enfrentará contra el serbio Novak Djokovic.

La frialdad de Nadal se impone a Verdasco

La frialdad de Nadal se impone a Verdasco

Madrid, 15 may (EFE).- La frialdad de Rafael Nadal se impuso al deseo de Fernando Verdasco en el duelo entre españoles, y el número uno del mundo se abrió paso por 6-4 y 7-5, en una hora y 58 minutos, para colocarse en las semifinales del Masters 1000 de Madrid, fase en la se enfrentará contra el serbio Novak Djokovic.

Nadal resolvió el noveno encuentro entre las dos mejores raquetas españolas del momento gracias a su mayor convicción y fe en sí mismo. Tras ganar el primer set en 42 minutos, deshizo una ventaja de Verdasco de 4-0 en el segundo, y ahí el madrileño, a pesar de que hizo un saque a 240 kilómetros por hora, perdió la mejor oportunidad de su carrera para lograr la primera victoria en nueve encuentros frente al de Manacor.

El número uno del mundo ganó cinco juegos consecutivos ante el desánimo de Verdasco en la pista Manolo Santana, que hoy registró por primera vez un lleno con 12.500 espectadores, entre ellos la infanta Elena.

Verdasco, que protagonizó un épico encuentro contra Nadal en las semifinales del Abierto de Australia, levantó dos bolas de partido en el décimo juego pero no pudo con la siguiente en el duodécimo, presionado por la agresividad de Rafa.

Nadal suma ya 32 triunfos consecutivos en tierra batida desde que perdiera contra Juan Carlos Ferrero en Roma el pasado año. Lleva 18 esta temporada y la escalofriante cifra de 149 victorias y sólo cuatro derrotas en esta superficie desde 2005.

Entre estas figuran las tres que ha conseguido este año ante Novak Djokovic, su próximo rival en semifinales. El serbio tenía la lección bien aprendida ante el veterano Ivan Ljubicic, finalista en este torneo en 2005 contra Nadal.

Sabía que ante el ex campeón de la Copa Davis solo hacía falta aguantar su excelente servicio y moverle abriendo la pista. Lo llevó a rajatabla y sentenció su victoria, por 6-4 y 6-4 en una hora y 44 minutos para colocarse por segunda vez en semifinales en Madrid.

Reciente de ganar el título en Belgrado, el segundo esta temporada después del de Dubai, Djokovic fue muy superior a Ljubicic, y con quien mantenía una igualdad hasta hoy de 1-1.

Ahora intentará el más difícil ante Nadal con quien tiene un déficit de 13-4. Este año ha caído contra el monstruo de Manacor en tres ocasiones, todas ellas sobre tierra. En la eliminatoria de Copa Davis disputada en Benidorm, y en las finales del los Masters 1000 de Montecarlo y Roma. De ahí que calificase el siguiente duelo de auténtico "desafío".

"Inicialmente, la ventaja psicológica es para el que ha ganado más veces; y entre nosotros es él. Pero cuantas más veces juego con Nadal, más veces tengo de demostrar algo. Intentaré dar una sorpresa. He jugado con él en esta superficie las dos últimas veces y, sobre todo en la última, el partido fue muy justito. Cuando uno juega contra Rafa tiene que estar mentalmente preparado", explicó el serbio.

También se situó en semifinales, el suizo Roger Federer, campeón en el 2006 y finalista en el 2007, que anuló al cañonero estadounidense Andy Roddick, por 7-5, 6-7 (5) y 6-1, en dos horas y 11 minutos.

Ocho años después de su primer enfrentamiento y después de una ventaja de 17-2 para el suizo, los dos ex números uno del mundo se dieron cita por primera vez sobre tierra batida. Ese era el máximo interés del duelo, comprobar hasta qué punto el jugador tejano sería capaz de controlar el juego del de Basilea, en la altitud de Madrid, y si Federer daría de si lo suficiente para ganar con comodidad.

Roddick llegó a servir a 243 kilómetros por hora, no demasiado lejos de su récord mundial establecido en 249,44 en una eliminatoria de Copa Davis disputada en Charleston en 2004 contra el bielorruso Vladimir Voltchkov, pero eso no fue suficiente.

Fue el propio Federer el que sacó con mayor efectividad, logrando 15 saques directos para dominar un partido que se le escapó en el desempate. Fue en ese juego corto donde Roddick fue capaz de contrarrestar una desventaja de 3-0, ganando cinco puntos consecutivos después y hacerse con ese parcial.

Antes, las dejadas de Federer le habían allanado el camino, dejando en evidencia a Roddick, quien ya en la primera ronda contra el alemán Tommy Haas había salvado dos bolas de partido.

A pesar de encontrarse cada vez más cómodo sobre tierra, Federer descubrió que todavía no ha mostrado lo mejor de su repertorio. "Tengo otras cartas que mostrar aún", dijo, porque aún le queda por enfrentarse con un "terrícola", bien español o argentino.

"No me muevo bien sobre tierra batida y eso complica mi tarea. Es lo contrario que Roger Federer, que, por su estilo, traslada bien su juego a cualquier superficie", admitió Roddick quien se va de Madrid sin demasiadas buenas sensaciones. "Tuve dos partidos muy duros y después de seis semanas de descanso volver sobre mi superficie menos favorita no es fácil. No puedes replicar a los mejores del mundo en un entrenamiento. Por eso este partido ha sido una buena preparación y espero mejorar ahora", asumió.

Federer se enfrentará en semifinales con el ganador del último partido de cuartos de la jornada, el que enfrenta al británico Andy Murray, quien celebra su 22 cumpleaños, y el argentino Juan Martín del Potro.