Montañés es el primer finalista; Wickmayer se proclama campeona

  • Oeiras (Portugal), 9 may (EFE).- El español Albert Montañés está en la final del torneo luso de Estoril tras eliminar hoy al chileno Paul Capdeville, mientras la belga Yanina Wickmayer, en el cuadro femenino, se proclamó campeona al superar a la rusa Ekaterina Makarova.

Oeiras (Portugal), 9 may (EFE).- El español Albert Montañés está en la final del torneo luso de Estoril tras eliminar hoy al chileno Paul Capdeville, mientras la belga Yanina Wickmayer, en el cuadro femenino, se proclamó campeona al superar a la rusa Ekaterina Makarova.

En poco más una hora, el catalán, séptimo cabeza de serie, ganó al chileno (6-3 y 6-4) después de un ejercicio de solvencia y fuerza mental, en un partido empañado por la lluvia y en el que estuvo arropado por el aliento de decenas de aficionados españoles.

El de Sant Carles da Rápita, quien apeó en cuartos al francés Gilles Simon, conocerá mañana su rival, que saldrá del ganador del duelo entre el ruso Nicolay Davydenko, segundo cabeza de serie, y el estadounidense James Blake, cuarto, que fue aplazado por fuertes precipitaciones.

"Prefiero jugar contra Blake, porque nunca lo hice. Además las veces que me enfrenté a Davydenko siempre perdí", declaró Montañés, quien se considera "en condiciones" de ganar el torneo luso, donde el último español en coronarse fue Juan Carlos Ferrero, en 2001.

En el cruce pendiente de las semifinales Davydenko tiene una ligera ventaja sobre Blake (7-6 (3) y 2-4), aunque la igualdad entre ambos ha sido la nota predominante.

Por su parte, Wickmayer, número 88 de la clasificación mundial, conquistó hoy el torneo femenino al superar en una hora y 31 minutos a Makarova, sexta cabeza de serie, en dos mangas (7-5 y 6-2).

De este modo, la belga, la sorpresa del torneo, gana su primera prueba de la WTA -se embolsará 147.127 euros por el trofeo- y puede presumir de haber dejado en la cuneta a algunas favoritas como la rumana Sorana Cirstea, tercera cabeza de serie, la israelí Shahar Peer, séptima, y la checa Petra Kvitova, quinta.

"He empezado bien la temporada y espero mantener este nivel", contó después de levantar el trofeo una exultante Wickmayer, quien se postula a sus 19 años como potencial sucesora de sus compatriotas Justine Henin y Kim Clijters.

En los dobles femeninos, las estadounidenses Raquel Kops-Jones y Abigail Spears se proclamaron campeonas después de superar a la canadiense Sharon Fichman y a la húngara Katalin Marosi en tres mangas (2-6, 6-3 y 10-5).

El Abierto de Estoril, un 'Open 250' que forma parte de la ATP International Series y que se celebra hasta el próximo domingo en las afueras de Lisboa, es el torneo de tenis más importante de Portugal y está dotado con 650.000 euros en premios.