Murray: "Obviamente la superficie del año pasado era mejor para mí"

"Si juego bien los próximos meses, puedo pasar a Federer"

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El tenista británico Andy Murray afirmó hoy que afronta el Masters 1000 de Madrid tratando de "mejorar" la imagen ofrecida hace dos semanas en Roma, aunque para ello es conciente de que deberá sobreponerse al paso a tierra batida del torneo, un cambio que considera no le favorece demasiado, ya que "la superficie del año pasado era mejor" para su estilo de juego.

"Obviamente la superficie del año pasado era mejor para mí, pero después de perder el primer partido en Roma, quiero intentar ganar aquí el primero y después afrontar cada partido sin preocupaciones cuando vaya llegando. Las condiciones son distintas, el sorteo también tuvo su dificultad, y no vale la pena pensar en las semifinales o la final, porque todavía no juego lo suficientemente bien como para pensar más allá del primer partido", indicó sobre sus opciones el británico en rueda de prensa.

Murray valoró positivamente el haber podido "descansar" antes de encarar este Masters 1.000 de Madrid. "Después de Roma, estaba muy cansado física y mentalmente, tuve algunos días libres y eso es lo mejor que se puede hacer a estas alturas de temporada", advirtió.

Este respiro no es la única buena noticia que ha tenido en los últimos días el escocés, puesto que la lista de entradas de la ATP de esta semana ya le sitúa como tercer jugador del mundo, una noticia que calificó de "agradable e histórica". "Siempre que subes es bueno, obviamente nunca ha ocurrido esto en el Reino Unido y eso lo hace especial, pero si empezamos a pensar demasiado en el ranking o en lo que hacen los otros jugadores, puedo desconcentrarme, así que tengo que pensar en ganar partido a partido. Sé cómo funciona el ranking y la importancia de los puntos, si juego muy bien los próximos meses puedo sobrepasar a Federer", pronosticó.

"Estaría más orgulloso si estuviese entre los dos, entre primero y tercero, pero llevo 8 ó 9 meses en una buena racha y obviamente el ranking lo refleja. Acercarse a Roger y Rafa es muy difícil, ellos han estado en los dos primeros puestos los últimos cinco años, los dos tienen una gran racha y son en este momento los dos mejores de todos los tiempos.

"LO QUE HA HECHO NADAL EN HIERBA ES UNA GRAN MOTIVACIÓN".

Murray no dudó en 'echar flores' al número del mundo aprovechando el desembarco de la ATP en su país de origen. "Todo lo que ha hecho sobre arcilla ha sido increíble, hay muy pocas personas que hubiesen pensado que ganaría Wimbledon y ha estado en la final tres años seguidos. Obviamente, me impresiona lo que ha hecho en tierra, pero lo que ha hecho sobre hierba es una gran motivación para mí, me hace pensar que que yo puedo mejorar en arcilla, pasar a la segunda semana y después llegar lejos en Roland Garros", explicó.

"Nadal ya va por los seis 'Grand Slam', y aquí en Madrid me encantaría romper esa racha en tierra, pero tengo que centrarme en ganar los partidos", prosiguió el cuarto cabeza de serie en Madrid.

Sobre los inconvenientes de jugar en altura, el escocés asumió que "se nota". "Es algo distinto cuando juegas en interior, el ambiente es más muerto y la pelota más lenta, pero entrené fuera y cuando juegas en el exterior, la pelota va muy deprisa y hay que darle efecto, lo que hace que el margen de error sea mayor, cuánto más fuerte le das a la pelota, más control tienes y si no aceleras puedes perderlo", analizó considerando este torneo "distinto" a los de las últimas semanas.

Por ello, Murray fue de los primeros en aterrizar en Madrid, tratando de adaptarse a la altitud, pero reconoció que "ha sido difícil encontrar tiempo para entrenar". "Sólo hay dos pistas de entrenamiento y un par de las que había se estropearon ayer. Además, no son muy buenas, creo que las acabaron hace una semana, por lo tanto, tampoco esperábamos que fueran fabulosas", se quejó el británico.

"Obviamente el recinto tiene un gran potencial, el estadio permite cerrar todos los techos, y esto es importante sobre todo para el público, que siempre puede ver tenis, no hay interrupciones con lluvia, pero al ser hombres y mujeres simultáneamente quizás tendrían que haber más pistas para entrenar, aunque siempre se aprende con el primer torneo", aclaró.

La cita madrileña llega en un momento "muy cargado" de la temporada, porque "es difícil tener hierba justo después de Francia". "Hay tres torneos antes de Wimbledon y no hay mucho tiempo para los cambios después de París. Después de no jugar demasiado bien en Roma, quiero intentar mejorar esta semana y espero ansioso ir a Roland Garros", afirmó.

Por último, sobre el positivo del galo Richard Gasquet en el pasado torneo de Miami, Murray definió el trance por el que pasa ahora el francés de "duro". "No ha hecho ningún comentario todavía y no voy a hablar de ello yo en su lugar, tenemos que esperar y ver qué es lo que surge de todo ello. Cuando se haya defendido, entonces todo el mundo podrá dar su opinión", concluyó.