Nadal, a seguir alargando su leyenda sobre tierra batida

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El español Rafa Nadal, número uno del mundo, tratará de alargar su espectacular racha primaveral con un triunfo en el Mutua Madrileña Madrid Open, quinto Masters 1.000 de la temporada, donde sueña con repetir el triunfo de 2005 sólo que en esta ocasión en la novedosa Caja Mágica y sobre tierra batida.

El manacorí llega a la capital con la vitola de gran favorito, avalado por sus títulos en los Masters 1.000 de Montecarlo y Roma y el torneo Conde de Godó, sin olvidar su gran campaña en pista dura con su primer Abierto de Australia y el Masters de Indian Wells. El balear acude con 30 victorias consecutivas sobre tierra batida por lo que es un claro candidato a repetir el triunfo de 2005, año en que se consolidó en la élite mundial.

De todos modos, no lo tendrá fácil con rivales de la entidad de Roger Federer, que también cuenta con el título madrileño en su palmarés aunque sobre pista dura en 2006, el vigente defensor, Andy Murray, el serbio Novak Djokovic o el también español Fernando Verdasco.

El campeón olímpico, que atesora 15 Masters Series, podría quedarse a sólo uno de la marca del estadounidense Andre Agassi -17-- de conseguir el triunfo el próximo domingo en la final. Un motivo, sin duda, de peso para intentar con todas sus fuerzas buscar el triunfo y así llegar a Roland Garros con la moral a tope.

El suizo, que sigue sin levantar un trofeo en 2009, sabe que contará con el aliento de una afición que le adora por sus éxitos en la pista y por la buena relación personal que le une a Nadal. La final en Australia es el mejor resultado de una campaña en la que sobre tierra batida se ha quedado en semifinales en Roma.

Djokovic, por su parte, ha caído en sendas finales ante Nadal en Montecarlo y Roma y aunque no dudó en calificar como "increíble" al mallorquín, está deseando superarle en su superficie predilecta, en la que nunca ha sido capaz de vencerle.

MURRAY, DEFENSA SOBRE OTRA SUPERFICIE

Murray, por su parte, es el jugador que más ha crecido en los últimos meses, como demuestra su final en el US Open y los títulos en pista dura en Doha, Rotterdam y Miami.. Y sobre arcilla no ha dudado en ponerse bajo la tutela de Albert Costa para mejorar sus prestaciones, de momento, con las 'semis' en Montecarlo aunque Mónaco le sorprendió unos días después a las primeras de cambio en la 'ciudad eterna'.

Verdasco, en cambio, no ha sido capaz de clasificarse para semifinales en ningún Masters Series. Pero los cuartos consecutivos en Miami, Montecarlo y Roma pueden dar alas al único madrileño que estará estos días en la Caja Mágica. Su condición de héroe de la pasada final de la Copa Davis ha hecho de 'Fer' un nuevo tenista y ya quiere refrendarlo con un título de enjundia.

La nómina de favoritos incluye al argentino Juan Martín del Potro, cuartofinalista en Roma, el incombustible ruso Nikolay Davydenko o el francés Gilles Simon. La 'Legión' argentina también contará con la baza de Juan Mónaco, que también llegó a cuartos en Roma, principal candidato a hacer olvidar la ausencia del lesionado David Nalbandián, campeón en 2007.

FERRER, LA TERCERA VÍA

En cuanto al resto de la 'Armada', el alicantino David Ferrer se presenta como opción, al menos, a colarse entre los ocho mejores. El de Jávea ha cuajado una buena temporada tanto en pista rápida como en tierra batida y el aliento del público le harán ofrecer su mejor versión como ya hiciera en Copa Davis ante Estados Unidos -semifinales 2008-- y Serbia -primera ronda 2009--.

El gerundense Tommy Robredo, vencedor en Costa do Sauipe y Buenos Aires, querrá al menos mejorar su tercera ronda en Roma. Mientras que Feliciano López, madrileño de adopción, siempre brilla en la capital y aunque en esta ocasión el torneo se dispute sobre tierra batida, querrá ofrecer un buen papel.

Juan Carlos Ferrero, ganador en Casablanca, Albert Montañés, que podría cruzarse a Nadal en segunda ronda, el siempre combativo Nicolás Almagro, campeón este año en Acapulco, Óscar Hernández y Marcel Granollers completan la delegación nacional que se batirá sobre la arcilla del Parque del Manzanares.