Nadal: "Contra una leyenda como Federer siempre es una felicidad la victoria"

  • Roma, 29 abr (EFE).- El número uno del tenis mundial, el español Rafael Nadal, afirmó hoy que siempre "es una felicidad" vencer a una "leyenda" como el suizo Roger Federer, el actual segundo en la ATP, aunque reconoció que detrás de cada victoria siempre siente algo de pena por la persona que es derrotada.

Nadal no perdona y pasa a octavos para enfrentarse al sueco Soderling

Nadal no perdona y pasa a octavos para enfrentarse al sueco Soderling

Nadal: "Contra una leyenda como Federer siempre es una felicidad la victoria"

Nadal: "Contra una leyenda como Federer siempre es una felicidad la victoria"

Roma, 29 abr (EFE).- El número uno del tenis mundial, el español Rafael Nadal, afirmó hoy que siempre "es una felicidad" vencer a una "leyenda" como el suizo Roger Federer, el actual segundo en la ATP, aunque reconoció que detrás de cada victoria siempre siente algo de pena por la persona que es derrotada.

"Contra una leyenda como Federer siempre es una felicidad la victoria, pero siempre hay una parte que lo siente" por la persona, sentenció Nadal durante una rueda de prensa posterior a su encuentro en segunda ronda del torneo romano, en el que venció al italiano Andreas Seppi (37) por 6-2 y 6-3.

El español volvió de este modo a salir al paso de la eterna rivalidad entre él y Federer, por la que los periodistas le preguntan y sobre la que Nadal dijo este miércoles que sí, que en las victorias contra el suizo también se ha sentido un poco mal por pensar en la otra persona.

"¿Habría que preguntarle a él si sintió ganarme en las finales de Wimbledon?", se preguntó acto seguido el tenista mallorquín, quien poco a poco está más cerca de dar un nuevo paso en su leyenda al ir directo hacia el título en Roma, que ya alcanzó en 2005, 2006 y 2007.

"Hoy me siento un poco mal por haber ganado a Seppi porque es un buen chico", apuntó, en este sentido, Nadal, primer cabeza de serie del torneo.

El tenista poco habló hoy de las sensaciones que tuvo en el campo del Foro Itálico ante el italiano, pues poco hubo en un partido en el que Nadal supo dosificarse hasta la victoria sin apenas muchas molestias, pero sí tuvo que aclarar que él llega a Roma, como siempre, a dar el máximo.

"Vengo aquí con grandes motivaciones (...) Por supuesto que daré lo mejor y que intentaré lo mejor para batir a (el tenista sueco Robin) Soderling", incidió.

Ese será precisamente su rival en octavos de final, en el segundo partido que Nadal dispute en una Roma en la que ya ha podido tener contacto con los niños y sentir que en la "ciudad eterna" los más pequeños también están pendientes de él.

En este sentido, el mallorquín, quien dijo que nunca pidió autógrafos de pequeño, explicó que si a veces los tenistas como Federer no pueden quedarse el tiempo suficiente para firmar dedicatorias es por decisión de su equipo de seguridad y no por su voluntad.

"Yo nunca pedí autógrafos -comentó-. Tuve muchas oportunidades de pedirlos a futbolistas porque mi tío jugaba en el Barcelona en el Mallorca y nunca lo hice. Quizá porque era tímido".