Nadal dice que "el competidor más peligroso es cada día el oponente"

  • Roma, 27 abr (EFE).- El tenista español Rafael Nadal, actual número uno del mundo, llega al Masters 1000 de Tenis de Roma sin síntomas de cansancio, después de lograr su quinta victoria en el Conde de Godó de Barcelona, y con el convencimiento de que el competidor más peligroso es el rival de cada día.

Nadal dice que "el competidor más peligroso es cada día el oponente"

Nadal dice que "el competidor más peligroso es cada día el oponente"

Roma, 27 abr (EFE).- El tenista español Rafael Nadal, actual número uno del mundo, llega al Masters 1000 de Tenis de Roma sin síntomas de cansancio, después de lograr su quinta victoria en el Conde de Godó de Barcelona, y con el convencimiento de que el competidor más peligroso es el rival de cada día.

"No hay un rival más peligroso que otro. El competidor más peligroso es cada día el oponente", dijo Nadal durante una rueda de prensa concedida en el Foro Itálico de Roma, la sede del torneo italiano, al que llega como primer cabeza de serie.

Su primer rival del Masters de Roma se podrá conocer en unas horas si la lluvia, que obligó hoy a interrumpir los partidos, así lo permite, pero la cosa está entre el estadounidense Sam Querrey (60) y el italiano Andreas Seppi (37).

Sea quien sea, el mallorquín afronta el torneo, que ya venció en 2005, 2006 y 2007, como máximo favorito y sin ningún tipo de problemas en lo físico, es más, el tenista se extrañó cuando los periodistas le preguntaron por el cansancio acumulado de tanto torneo de seguido.

A pesar de no haber podido lograr la victoria en Roma el año pasado, título que logró el serbio Novak Djokovic, actual número tres del mundo, Nadal aseguró que tiene "grandes recuerdos" del Masters de la capital italiana.

"Estoy muy contento por tener tres títulos aquí", apuntó Nadal, quien recordó ante los periodistas que lo realmente inusual no era que no hubiera ganado el año pasado en Roma, sino haber vencido en Montecarlo cinco veces consecutivas.

El español, quien confesó que haber alcanzado el número uno del mundo ha sido un logro importante para él, no reconoce un rival especial a batir este año en Roma, porque asegura que ahora "todos los jugadores juegan bien en todos los tipos de superficie".

"No cambia mucho ser número uno, es sólo un número que no te hace muy distinto", incidió un Nadal parco en palabras, que sí dio muestras de cansancio, al menos, por las numerosas comparecencias de prensa que acompañan a los torneos del circuito.