Nadal dice que "es consciente de que esto no va a durar siempre"

  • Madrid, 9 may (EFE).- El número uno del mundo, el español Rafael Nadal, intenta aclimatarse a los condicionantes del nuevo torneo de Madrid, a la altura de la ciudad y a las alteraciones del nuevo calendario para llegar a punto a Roland Garros, el segundo Grand Slam del curso y su objetivo prioritario a estas alturas de la temporada.

Nadal dice que "es consciente de que esto no va a durar siempre"

Nadal dice que "es consciente de que esto no va a durar siempre"

Madrid, 9 may (EFE).- El número uno del mundo, el español Rafael Nadal, intenta aclimatarse a los condicionantes del nuevo torneo de Madrid, a la altura de la ciudad y a las alteraciones del nuevo calendario para llegar a punto a Roland Garros, el segundo Grand Slam del curso y su objetivo prioritario a estas alturas de la temporada.

El gran reclamo del torneo madrileño, en el que se apoya el ambicioso proyecto Madrid Masters 1000, que ha agigantado desde este año sus dimensiones y duplicado la competición, no ocultó su predilección por la configuración antigua de la temporada. Lamentó que un torneo en altura esté tan próximo a París y subrayó su gusto por las tradiciones y la historia en el mundo del deporte.

Nadal negó que estuviera desilusionado con la gente y que dijera que cuando gana un torneo la gente lo da como normal. "A veces cuando hablas fuera, en otro idioma, no se interpretan bien las cosas que dices.

"Intento hacer lo mío y lo importante es eso al final. Creo que la gente lo valora aunque a veces se dan por hecho cosas que son muy difíciles de conseguir. Pero uno sabe lo que hace y es feliz con lo que consigue. Yo lo estoy. Intento disfrutar del momento que estoy viviendo y soy consciente de que esto no dura siempre. Soy feliz aunque es complicado que se repita", aclaró el número uno del mundo.

"Dije que al fin y al cabo es complicado. Porque desde que empiezas un torneo la gente piensa que ya vas a llegar a la final y yo sé lo difícil que es cada partido. Salgo a la pista desde primera ronda pensando que cualquier cosa puede pasar", insistió Rafael Nadal.

El primer favorito del torneo ha ganado todos los partidos que ha disputado sobre tierra batida. La altura de Madrid mantiene en alerta al balear.

"Llevo unos resultados espectaculares sin altura. Ojalá con altura me vaya igual. Es más difícil jugar en altura porque es más complicado controlar la pelota. Los rivales te hacen más daño y eso hace que sea más complicado cada partido. Pero pase lo que pase aquí, mi temporada en tierra ya ha sido muy buena. Y pase lo que pase iré bien a Roland Garros. Yo intentaré hacerlo lo mejor posible en Madrid", indicó Rafael Nadal.

El jugador español rechazó profundizar y especular sobre otras posibilidades en el calendario. De cara a Roland Garros Hamburgo podía estar mejor ubicado que, ahora, Madrid.

"Es absurdo entrar en eso ahora porque ya no hay vuelta atrás. El calendario está como está. A mí me encantaba Madrid como estaba antes. Estas instalaciones son de las mejores de las que hay en el circuito. El último torneo antes de Roland Garros que sea en altura cambia un poco la situación. Si se cambiara a lo mejor Roma por Madrid puede que fuera mejor o más adecuado", reconoció el jugador de Manacor.

Nadal se agarró a la tradición y la historia. Y se mostró en contra, de forma rotunda, en que las pistas de tierra batida fueran de color azul.

"Estoy en contra de la pista azul. La temporada de tierra es una de las giras más históricas y la pista es roja y no azul. En el deporte y en el tenis no todo es negocio. Hay que valorar la historia y la tradición e igual que hay sitios que se valora esto creo que la pista debería ser, aunque sea Madrid, roja. Si ponemos cosas raras, sobre todo pensando que la semana siguiente es Roland Garros yo lo veo complicado. Pero luego hay otras cosas que pasan por encima de la tradición y la historia. Yo espero que no sea así", apuntó el número uno del mundo.

En ese sentido se mostró reticente a la incorporación de otro Grand Slam en la temporada. Ni siquiera Madrid. "Madrid es un gran torneo. También otros. La tradición y la historia indica que hay cuatro Grand Slam y no cinco. Este es un gran torneo en cualquier caso", destacó.

Nadal se ejercitó en las pistas de la Caja Mágica por tercer día consecutivo. Llegó el jueves a Madrid. "Las instalaciones están bien aunque creo que las cosas están aún un poco desordenadas. El bote de la pelota es un poco complicado ahora. Había malos botes en las pistas que entrené. Si unimos a esto la altura de Madrid será complicado jugar pero aún tengo tiempo de adaptarme. Estas son circunstancias iguales para todos", añadió el español, que comenzará el torneo, en segunda ronda, ante el vencedor del choque entre su compatriota Albert Montañés y el austríaco Jurgen Melzer.

"Para el debut prefiero jugar bien. Independientemente de Melzer o Montañés. Con la altura Melzer es complicado y Montañés es bueno en tierra. Si juego bien seguro que tendré mis opciones", concluyó Nadal.