Nadal lidera una armada dispuesta a devolver el cetro de Roma a un español

  • Roma, 26 abr (EFE).- El mallorquín Rafael Nadal, actual número uno del mundo, llega al Masters 1000 de Tenis de Roma como primer cabeza de serie y al frente de una armada de tenistas, como Fernando Verdasco o David Ferrer, dispuestos a devolver el cetro del torneo italiano a un rey español.

Nadal lidera una armada dispuesta a devolver el cetro de Roma a un español

Nadal lidera una armada dispuesta a devolver el cetro de Roma a un español

Roma, 26 abr (EFE).- El mallorquín Rafael Nadal, actual número uno del mundo, llega al Masters 1000 de Tenis de Roma como primer cabeza de serie y al frente de una armada de tenistas, como Fernando Verdasco o David Ferrer, dispuestos a devolver el cetro del torneo italiano a un rey español.

Los ocho integrantes de esa "armada española" clasificada directamente para la fase final del torneo -a la que se sumará quienes consigan pasar en las rondas previas-, intentarán desde mañana y hasta el próximo 3 de mayo hacer ver de nuevo lo que es un hecho: la tierra batida de Roma habla español.

Y es que de las últimas doce ediciones del torneo, que se celebra en el Foro Itálico de Roma y que este año llega a la número 78, siete han sido ganadas por tenistas españoles. Otra de ellas lleva el nombre del chileno Marcelo Ríos (1998) y una más del brasileño Gustavo Kuerten (1999).

Una de esas excepciones al claro dominio español en la tierra batida de Roma fue la del año pasado, cuando el actual número tres del mundo, el serbio Novak Djokovic, ganó en la final al suizo Stanislas Wawrinka, el doce en el ránking de la ATP.

Lejos de historias remotas, la realidad es que el Masters de Roma de este año parte con un claro favorito que, para variar, habla español y, para variar, es el mallorquín Rafa Nadal, quien tiene ya en su haber cinco finales de torneo en lo que va de año, con hasta el momento, tres victorias.

Roma podría convertirse en la siguiente y repetir así un logro que ya consiguiera en 2005, 2006 y 2007, la segunda derrotando a un suizo Roger Federer que llega ahora como número 2 en la ATP, segundo cabeza de serie, y que se sitúa al otro lado del cuadro general del torneo para, si así lo consiguen los dos, verse las caras con su eterno rival en una hipotética final.

El suizo llega en horas bajas, después de sucumbir en octavos de final del Masters 1000 de Montecarlo ante Wawrinka y con un Djokovic que se acerca peligrosamente a su segundo puesto en la ATP, con poco más de mil puntos de por medio. Pero sea como fuere, Federer es siempre Federer y es uno de los grandes rivales a batir.

No lo tendrá fácil el suizo, quien deberá quitarse del medio, entre otros, a Djokovic y a David Ferrer, decimotercero en la ATP, undécimo cabeza de serie, y que llega después de alcanzar la final del Conde de Godó junto a Nadal. El español deberá recuperarse a tiempo, pues él no se clasifica directamente para segunda ronda al no ser uno de los primeros ocho cabezas de serie.

El camino de Nadal hacia el cetro romano pasará muy probablemente por un enfrentamiento en cuartos con su compatriota Fernando Verdasco, séptimo del mundo y sexto cabeza de serie, por una "caprichosa" voluntad del sorteo de partidos celebrado ayer en el Foro Itálico.

Pero el sorteo del cuadro principal del Masters 1000 de Roma también ha querido que en el camino del campeón español puedan cruzarse sus compatriotas Marcel Granollers (93) y Nicolás Almagro (22).

Tommy Robredo (16), Albert Montañés (32) y Feliciano López (33) se encuentran en el otro lado de la tabla, junto a Ferrer y con Federer como principal rival a batir, pero también con el argentino Juan Martín del Potro, quinto en la ATP y quinto cabeza de serie, en su camino.

El Masters 1000 de Roma, cuya réplica femenina arrancará el próximo sábado y concluirá el 9 de mayo, tiene un premio total de 2,75 millones de euros, de los que 500.000 irán a parar al vencedor, además de 1.000 puntos en el ránking de la ATP.

Entre los partidos más destacados de la primera jornada de mañana está el que Robredo disputará ante el ruso Marat Safin, actual número 20 de la ATP y quien otrora, hace ahora casi nueve años, llegó a ser el rey del tenis mundial.