Nadal y Federer se medirán en la final del Abierto de Madrid

Por Iain Rogers

MADRID (Reuters) - El maestro del polvo de ladrillo y número uno del mundo, Rafael Nadal, ignoró el sábado un problema en la rodilla y salvó tres puntos de partido para vencer a Novak Djokovic en tres sets, en una emocionante semifinal en el Abierto de Madrid.

El español, que se impuso con parciales de 3-6, 7-6 (7-5 y 7-6 (11-9) en uno de los partidos más disputados de los últimos tiempos, estuvo a punto de sufrir su quinta derrota sobre su superficie favorita, en los 154 partidos jugados desde comienzos de 2005.

Sin embargo, se recuperó y se hizo con el derecho a enfrentarse en la final del domingo al suizo Roger Federer, quien derrotó al argentino Juan Martín del Potro con parciales de 6-3 y 6-4.

El enfrentamiento del suizo, segundo preclasificado del torneo, con Del Potro no alcanzó la misma altura de la primera semifinal.

Nadal tiene un récord de victorias de 13-6 ante Federer y ganó los últimos cinco encuentros que han disputado, incluídas dos épicas finales a cinco set en Wimbledon y en el Abierto de Australia.

PROBLEMAS DE RODILLA

Un inspirado Djokovic se hizo con el primer set ante un Nadal que parecía tener problemsa en la rodilla derecha, lo que le hizo cometer más errores que de costumbre.

En el segundo parcial, Djokovic perdió dos oportunidades de romper el servicio de su rival, en el noveno y undécimo juego.

Finalmente, llegaron al "tie break", en el que Nadal se impuso por 7-5.

El mallorquín tuvo problemas en el set decisivo, donde perdía 3-1, pero inmediatamente rompió el servicio a su rival y Djokovic tuvo que pedir el tratamiento médico por una serie de calambres en las piernas.

Finalmente, en el "tie-break" decisivo, Nadal realizó unos golpes increíbles para salvar los tres puntos de partido.

El número uno del mundo aprovechó su segundo punto de partido cuando Djokovic envió a la red un débil tiro de derecha, que el público local celebró ruidosamente tras poco más de cuatro horas de juego.

"Me encantan estos partidos (...) Es muy especial para mí jugar con este ambiente, luchando todo el tiempo", dijo el español.

"Tienes que jugar muy, pero muy bien para vencer a Djokovic en esta situación, y eso es lo que hice al final", agregó.

Nadal buscará el domingo su sexto título del año, con la intención de convertirse en el primer jugador en ganar tres torneos Masters en polvo de ladrillo en una misma temporada.

Por su parte, Djokovic no pudo ocultar su decepción.

"Sucede muy a menudo (perder con Nadal). Estoy muy decepcionado de que puedo jugar así de bien y no ganar un partido", dijo.

"No creo que necesiten mis comentarios. Se pudo ver todo. Un par de puntos deciden al ganador", finalizó.