Rafa Nadal consigue su quinto Conde de Godó tras vencer, como el año pasado, a David Ferrer

Rafa Nadal consigue su quinto Conde de Godó tras vencer, como el año pasado, a David Ferrer

Rafa Nadal consigue su quinto Conde de Godó tras vencer, como el año pasado, a David Ferrer

Rafa Nadal consigue su quinto Conde de Godó tras vencer, como el año pasado, a David Ferrer

Rafa Nadal consigue su quinto Conde de Godó tras vencer, como el año pasado, a David Ferrer

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS)

El número 1 del mundo, Rafael Nadal, volvió a demostrar que es intratable en tierra batida y sumó su quinto torneo Conde de Godó al vencer en la final a su compatriota David Ferrer por 6-2 y 7-5, que fue de menos a más, pero no pudo con la superioridad del balear.

En lo que era la final del año pasado en la pista barcelonesa, Nadal no tuvo piedad de su compatriota y le endosó un 6-2 para hacerse rápidamente con el primer set, pese a que dejó escapar su primer servicio.

Sin embargo, el de Jávea, más sólido en el segundo set, plantó cara al manacorí en una manga que al final se decantó también para el número 1, que sigue imparable sobre esta superficie -con el de hoy ya suma 24 títulos en esta superficie-.

Además, este repóker no es el primero que consigue el de Manacor. La semana pasada ya rubricó su quinto título consecutivo en Montecarlo, y con total seguridad querrá hacer lo mismo en el torneo por excelencia en tierra, Roland Garros, del que también tiene 4 entorchados. Ante ello, David Ferrer no pudo hacer más que felicitar al campeón y congratularse por ser dos veces consecutivas el finalista del Godó, que este año ha pasado a ser un ATP 500.

Tras deshacerse con suma facilidad del tercer cabeza de serie, Nikolay Davydenko, en semifinales, hoy le llegó el turno al valenciano, quien pese a hacer un más que notable torneo, superándose a sí mismo en cada partido, no pudo con la 'bestia'. Sin embargo, plantó cara al campeón y, en el segundo set, tuvo opciones de ganar y provocar el tercer y último set.

No pudo ser, y es que Nadal, con la calma de siempre aunque jugando a más ritmo que nunca en este Godó, consiguió romper el servicio a Ferrer en el undécimo juego del segundo set, que estaba igualado a 5, y tras mantener el suyo propio cerró el torneo.

No obstante, Nadal tuvo algunas lagunas en su juego, pues no aprovechó los primeros servicios y, con un segundo saque demasiado flojo, permitió al gran restador David Ferrer ponerle contra las cuerdas. Sólo los grandes largos juegos y los magníficos 'passing' marcaron la diferencia con el rival.

Ferrer, como anunció ayer en rueda de prensa, dio su mejor tenis, sobre todo en la segunda manga, y dio todo un recital de golpes. Muy seguro con su derecha, estampó más de un golpe ganador que fue devuelto por Nadal, que como siempre llegó a bolas a las que solo él es capaz de llegar. Ello provocó frustración en Ferrer, que veía como pese a jugar el mejor tenis de la temporada, se iba con un 6-2 en contra en el primer set.

Aún mejoró más su juego el valenciano en la segunda manga, pero Nadal subió el ritmo, como si ello no costara nada, y pese a pasar algunos apuros supo jugarle al valenciano. Nadal, ayer, pedía un alto ritmo de juego al rival para poder desarrollar al máximo su juego, y Ferrer no defraudó para nada en este sentido.

Se vio al mejor Ferrer (teniendo en cuenta que estamos a inicios de temporada) y se vio al mejor Nadal. La pista central de Club Tenis Barcelona, llena hasta la bandera, disfrutó con el juego de ambos tenistas, que demostraron que en tierra son de lo mejor que se puede ver. Nadal, como líder del ránking ATP, tiene los números a su favor, pero Ferrer ha demostrado que el número 14 del mundo es poco para él.