Rafa Nadal: "Lo importante no es el trofeo, sino el camino recorrido"


  • Exultante tras su tercera corona en Indian Wells, Rafa Nadal admitió que lo que realmente le da "satisfacción personal" no es el trofeo

  • El tenista manacoría reconoció que lo más importante es el camino recorrido tras una lesión que le ha mantenido apartado de las pistas

Final hispánica y soleada

Final hispánica y soleada

Nadal comenzó enchufado

Nadal comenzó enchufado

Del Potro no regaló nada

Del Potro no regaló nada

'Delpo' empieza a brillar

'Delpo' empieza a brillar

Las dudas de Nadal le hunden

Las dudas de Nadal le hunden

Nadal es segundo es esta clasificación

Nadal es segundo es esta clasificación

Rafael Nadal

Rafael Nadal

El argentino finiquita la primera manga

El argentino finiquita la primera manga

'Delpo' reviente la bola

'Delpo' reviente la bola

Todo sigue igual en el segundo

Todo sigue igual en el segundo

Rafa nunca baja la cabeza

Rafa nunca baja la cabeza

Todo vuelve a empezar

Todo vuelve a empezar

Juan Martín se cabrea y Rafa vuelve al partido

Juan Martín se cabrea y Rafa vuelve al partido

Del 15-40 al mantenerse vivo

Del 15-40 al mantenerse vivo

Rafa sigue a tope

Rafa sigue a tope

Chao, chao Del Potro

Chao, chao Del Potro

Y diez meses después... al suelo y al mordisco

Y diez meses después... al suelo y al mordisco

(Agencia EFE)

"Al final uno no puede pensar en los demás. Nunca lo hago. Puede ser que haya rivales mejores que tú, sin duda alguna, o que no puedas alcanzar cierto nivel, pero sí puedes hacer todo lo que esté en tus manos para ser mejor y superarte a ti mismo", manifestó el mallorquín a pregunta de Efe tras la rueda de prensa oficial del torneo.

"Depende de ti hacer las cosas lo suficientemente bien para intentar ser mejor. Si uno se supera, eso es lo que te da la satisfacción personal. Desde mi punto de vista, lo que te da la satisfacción no es tener el trofeo aquí a mi lado, sino el camino, todo lo que has hecho para llegar a esta situación", declaró.

"Si no, todo sería fácil y tendría poco valor. Ahora me acuerdo de todas esas horas de trabajo. Son las que te dan esa emoción al ganar un trofeo o ganar un partido", indicó. Nadal, en una demostración heroica de sus facultades frente a un inmenso rival, se proclamó campeón del primer Masters 1000 de la temporada al superar al argentino Juan Martín del Potro por 4-6, 6-3 y 6-4 en dos horas y 29 minutos.

Es la tercera corona del mallorquín en el desierto californiano tras los títulos obtenidos en 2007 y 2009. Se lleva un premio en metálico de un millón de dólares y 1.000 puntos del circuito ATP. Lleva 14 victorias seguidas tras sus triunfos en Sao Paulo y Acapulco.

"Es bastante sorprendente cómo he conseguido coger el nivel en tan poco tiempo, eso es verdad", dijo a Efe. "He llegado fresco de cabeza, con ganas de competir y de tener esa sensación de competir, entrenar, jugar, trabajar con ilusión y felicidad. Las cosas son así menos complicadas. Sea como sea, es algo totalmente inesperado para todos nosotros, especialmente para mí", indicó.

Pero este tiempo alejado de las canchas no ha hecho que redescubra su amor y pasión por el tenis, que han permanecido intactas, contestó a Efe. "Siempre amo el deporte. Cualquiera. El tenis es el que he practicado toda mi vida. Soy de los que viven el deporte con más pasión y cuando llevas tiempo fuera, como ahora, no puedo esconder que tengo quizá más ganas. Todo es más nuevo. La motivación y la ilusión puede con todo lo demás", declaró.

Instantes antes, durante la rueda de prensa oficial, admitió que la victoria frente a Del Potro es "muy emotiva" por todo lo ocurrido en los últimos meses. "Te acuerdas de los momentos más duros de dudas. Ojalá sean ya cosa del pasado. Los últimos dos meses antes de volver fueron horribles, con mucho trabajo y tratamientos. Sentía que hacía todo lo posible y no conseguía resultados. Es decepcionante. Es duro pensar cuándo y cómo iba a volver. No es un sentimiento bonito", señaló.

Su reencuentro con la victoria en un Masters, el número 22 de su carrera, no le puede saber mejor. "He echado de menos esto. Los estadios repletos con este ambiente. La sensación de la victoria. Esa adrenalina. Es solo un juego. En la vida hay cosas mucho más importantes. Pero esa sensación es muy difícil de encontrar fuera de esto", afirmó.