ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Robredo avanza a octavos y el tenis español se queda sin femenino en Roland Garros

  • París, 30 may (EFE).- Tommy Robredo tuvo un día extraño, salió apático y durante los dos primeros sets casi no estuvo en el partido pero logró vencer al argentino Máximo González y alcanzar los octavos de final, y asegurarse la segunda semana de Roland Garros donde no habrá una sola jugadora española.

Robredo avanza a octavos y el tenis español se queda sin femenino en Roland Garros

Robredo avanza a octavos y el tenis español se queda sin femenino en Roland Garros

París, 30 may (EFE).- Tommy Robredo tuvo un día extraño, salió apático y durante los dos primeros sets casi no estuvo en el partido pero logró vencer al argentino Máximo González y alcanzar los octavos de final, y asegurarse la segunda semana de Roland Garros donde no habrá una sola jugadora española.

"He estado apático, no he estado en el partido. Hoy me desperté con el día así", dijo Robredo, que no obstante fue capaz de sacar su mejor juego y destrozar físicamente a González, por 4-6, 7-5, 6-1 y 6-0 y lograr los octavos por séptima vez en su carrera.

González, 71 del mundo, uno de los cuatro jugadores nacidos en Tandil que este año han revolucionado este Grand Slam, y del que solo queda vivo Juan Martín del Potro, ganó el primer set y opuso una gran resistencia en el segundo, pero después de perderlo, destrozó su raqueta y acabó físicamente hundido para bajar los brazos a las dos horas y 26 minutos.

El jugador argentino mostró un saque poco ortodoxo pero fue capaz de combinar dejadas con suaves toques en la red y certeros globos. La experiencia y el buen hacer de Robredo, que desde que rompió en Roma con José Manuel Clavet como entrenador, ha vuelto a confiar en su padre, se impuso finalmente.

"Aquí me siento muy apoyado, por mi padre, por Albert (Costa) y por Francis (Roig). Lo importante es superar estos días y ahora que he logrado mi primer objetivo que era alcanzar la segunda semana, quiero obtener el segundo, que es llegar a las semifinales, algo que nunca he hecho en mi carrera y que sería muy bonito", dijo el de Hostalric.

Robredo habló así antes de que se produjera el resultado más sorprendente en lo que se lleva disputado el torneo, la eliminación del serbio Novak Djokovic, cuarto favorito, semifinalista en París los últimos dos años, y finalista en Miami, Roma y Montecarlo y ganador del torneo de Belgrado esta temporada, ante el alemán Phillip Kohlschreiber, por 6-4, 6-4 y 6-4.

"Prefiero jugar contra Kohlschreiber al que ya gané en Roma. Uno prefiere no enfrentarse a un hueso duro (Djokovic) aunque esto no significa que Kohlschreiber no lo sea", comentó Tommy.

El cuadro femenino se quedó sin españolas con la derrota de Lourdes Domínguez ante la canadiense Aleksandra Wozniak, por 2-6, 6-3 y 6-3, de Carla Suárez ante la bielorrusa Victoria Azarenka por 5-7, 7-5 y 6-2, en la reanudación del partido suspendido ayer viernes por falta de luz, y de María José Martínez contra la estadounidense Serena Williams (2), por 4-6, 6-3 y 6-4.

María José, que este año ha ganado el primer torneo de su palmarés en Bogotá, de 26 años, controló con su agresivo juego de red a Serena y la estadounidense notó esa presión. Hubo una jugada que despertó la polémica, cuando en el primer set, tras una dejada de la española, Serena tiró a la frente de su rival y la de Yecla se protegió con la raqueta y la bola tocó su brazo.

No obstante, el juez de silla no se percibió de esta circunstancia y concedió el punto a Martínez, que rompió el saque de la número dos del mundo. Serena protestó al juez de la contienda pero no consiguió nada. Luego, tras ganar la segunda manga, la estadounidense mostró signos de agotamiento y parecía que incluso podía abandonar, pero siguió adelante.

Azarenka, ganadora este año de tres torneos, Brisbane, Memphis y Miami, y entrenada por el técnico hispano-portugués Antonio Van Griche, mostró su imagen más grosera al dedicar un corte de mangas al público de la pista Uno. "No quiero hacer comentarios al respecto, dijo la bielorrusa después que tras vencer a Carla, se enfrentará ahora contra la serbia Ana Ivanovic, octava favorita.

Lourdes Domíngez, campeona júnior en 1999, lució un vendaje en su muslo derecho, y luchó durante dos horas y cinco minutos pero de forma infructuosa ante Wozniak, que este año ha sido finalista en el torneo de Pontevedra.

Domínguez, Suárez y Martínez se van del torneo con un cheque por 39.400 euros.