Robredo: "La Caja Mágica es muy bonita, pero les ha pillado un poco el toro"

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El tenista español Tommy Robredo se quejó hoy de que la premura de tiempo para acabar La Caja Mágica, puesto que aunque se trata de una instalación "muy bonita", da la sensación de que "les ha pillado un poco el toro", ya que, a su parecer, "hay cosas que no están acabadas ni bien acondicionadas".

"La sensación que te queda es que les ha pilado un poco el toro, hay cosas que no están acabadas ni bien acondicionadas, pero es lógico que pase esto en un sitio nuevo, La Caja Mágica está muy bien y es muy bonita, pero ojalá de cara a próximas ediciones haya cosas que se puedan arreglar con algo más de tiempo", cargó el tenista catalán en rueda de prensa al término del partido de primera ronda que le enfrentó con triunfo para sus intereses al alemán Nicolas Kiefer.

El gerundense fue más allá y profundizó sobre unas instalaciones en las que "como en todas las cosas nuevas es difícil encontrar un sitio para todo". "Los vestuarios son un poco justos, el gimnasio pequeño, sólo hay una entrada para coches y si sale uno, al que entra le toca esperar, tardaron demasiado al hacer acreditaciones... son cosas pequeñas, ligeros detalles, pero que son las que hacen grande a un torneo", comentó el catalán que también tuvo palabras para las pistas.

"Para ser un torneo combinado entre chicos y chicas, creo que vamos un poco justos de pistas, porque dijeron que serían 18 disponibles, pero no es así, solo hay dos para ellas y dos para nosotros para entrenar, si no es así, te toca entrenar en 'indoor', teniendo en cuenta que el torneo es en tierra, pues...", dejó sin terminar Robredo su queja.

Sobre su estreno ante Nicolas Kiefer, el catalán afirmó no haberse sentido "nada cómodo" en la primera manga en la que su rival "sacó muy bien". "Me lo puso complicado para jugar yo al resto, encima con bolas nuevas saqué muy mal y me hizo el 'break' que le sirvió para ganar el primer set, luego en el segundo aguanté un 0-40 y desde ahí me encontré más entonado, también a él le pesó, bajó su nivel y ya en el tercero todo fue bastante mejor", analizó.

Un triunfo que "hoy era difícil" porque "en Madrid con la altura no es fácil el debut". "Siempre hay dudas de cómo lo harás el primer día, he logrado pasar primera ronda que es lo más complicado, y ahora a ver si puedo ganar en segunda ronda para jugar contra un cabeza de serie importante, que sería Murray y puede ser un partido bonito para el público", situó como próximos objetivos el tenista catalán.

Por otro lado, sobre la pista de tierra batida azul construida de cara al futuro, Robredo se sumó al resto de compañeros afirmando que "los jugadores son poco amigos de cambios". "A todos los que pregunten dirán lo mismo, roja la arcilla ya nos gusta, así que no tiene mucho sentido tiene hacer modificaciones", cuestionó.

Finalmente, de su reciente cambio de entrenador abandonando a Pepo Clavet, Robredo dejó claro que "las razones se quedan entre los dos interesados". "Es algo profesional, me ha ayudado durante dos años y medio y no tengo queja en este tiempo sobre él, pero quiero empezar una nueva etapa y hasta que encuentre algo que me resulte interesante, pues seguiré yo sólo con mi fisio el tiempo que sea necesario", concluyó anunciando.