Tiriac: "No puedo prostituirme y dejar una idea porque a alguien no le guste"

  • Madrid, 17 may (EFE).- El rumano Ion Tiriac, promotor del Masters 1000 de Madrid, se mantiene firme con la idea de implantar en un futuro las pistas de tierra de color azul, a pesar de la oposición de los principales jugadores, reticentes por historia y condicionantes a la sustitución de las tradicionales canchas de arcilla de color rojo.

Madrid, 17 may (EFE).- El rumano Ion Tiriac, promotor del Masters 1000 de Madrid, se mantiene firme con la idea de implantar en un futuro las pistas de tierra de color azul, a pesar de la oposición de los principales jugadores, reticentes por historia y condicionantes a la sustitución de las tradicionales canchas de arcilla de color rojo.

El español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer encabezan el rechazo de los jugadores a esta iniciativa, que permanece instalada en los organizadores de la competición.

"Respeto a todos, como a Nadal; pero no me puedo prostituir y simplemente no hacerlo porque alguien no quiere un cambio. Por el bien del juego no me voy a dejar influir. Hablan de tradición. Pero hace veinte años, en Wimbledon nadie podía imaginar poder jugar sin mangas en las camisetas o con pantalones pirata, no era imaginable. Hay que progresar. La decisión de la ATP es equivocada. Nadie dice que no se pueda jugar en el color que se quiera sobre todo si es mejor", indicó Tiriac.

"Hace 22 años, en pista dura, se calculó por primera vez este asunto. Todas eran verdes y se cambió al azul. Incluso a uno más azul. Al principio dijeron que era un desastre y dos años después lo cambiaron todos a ese color. Nadie ha dicho aquí que la pista azul es mejor. Solo que es peor. Pero un color más oscuro permite ver mejor la pelota. Quiero que vean mejor la pelota. Esto es el futuro del juego. Hay deportes que no han cambiado con la televisión. Si queremos mejorar tenemos que adaptarnos a la televisión. Espero que esto cambie. Respeto la opinión de todos pero tengo derecho a no aceptarlo. Todo el mundo tendría que probarlo", subrayó Ion Tiriac.

El promotor del Masters 1000 de Madrid se centró en el rechazo público en el que se ha posicionado el número uno del mundo.

"Nadal inventó otra balística en el tenis. Es un activo tremendo para el deporte y para el tenis. Espero que aguante mucho tiempo pero después de él habrá otros. Rod Laver fue el mejor de todos los tiempos y luego llegó Pete Sampras y después Roger Federer, el mejor técnicamente que ha habido nunca. Pero un evento como este no se hace para dos jugadores. No habría dos grandes jugadores si no hubiera otros cien", añadió Tirac.

"Con todo mi respeto, creo que todos deben probarlo y decir lo que piensan. Esta polémica no es útil. Espero que se den cuenta y hacerlo. Pero si es rojo, azul y amarillo espero que partidos como el de ayer (entre Rafael Nadal y Novak Djokovic) estén presentes en nuestro partido", dijo el promotor del torneo madrileño.

Tiriac resumió la primera edición de la nueva etapa del Masters Madrileño. "Hemos dado más de lo que hemos prometido. Muchos torneos deberían probar nuestro sistema y tendremos más de estos eventos en todo el mundo. Competimos con otros deportes y buscamos nuestro lugar dentro del orden económico", dijo.

Ion Tiriac se mostró feliz de que el partido más espectacular sobre tierra de los últimos tiempos fuera en el torneo de Madrid, en la flamante Caja Mágica. "Llevo más de cincuenta años con el tenis y nunca vi un partido sobre tierra como el de ayer. Cómo Nadal ganó ese partido. Él es único. Espero que hoy -la final- sea parcialmente igual. En el 2002 dije darme dos años y hablaremos para valorar el torneo. Ahora digo que no me comparen con un Grand Slam. Me interesa calidad y no cantidad", subrayó.

Tiriac hizo balance del Masters 1000 de Madrid, del que se siente satisfecho ocho días después de su puesta en escena.

"Es un torneo muy nuevo. Es nuevo en una nueva ubicación y todos estamos de acuerdo en que es una instalación singular. Aunque hubiese llovido se hubiera podido jugar en tres pistas y Wimbledon, incluso, ha seguido nuestro ejemplo. Cualquier cosa la podemos mejorar y cualquier inconveniente que haya habido este año se mejorará", prometió Tiriac.

"Tenemos más dinero per cápita que cualquier Grand Slam. La calidad de los partidos es mayor. Tenemos a los 48 mejores del mundo jugando entre sí. No todo es perfecto, está claro. No todo se puede hacer en ocho días y espero en llegar a un acuerdo con ATP y WTA para lograr un torneo más largo. Tenemos dinero para más premios. Grand Slam debe seguir como está, lo respetamos. Tienen su tradición y queremos mantener el ritmo de los grandes deportes, en eso estamos", continuó el promotor rumano, dispuesto a enmendar las lagunas del torneo en su arranque.

"Si ha habido algún fallo díganlo. Lo puedo llevar en mis hombros. Las pistas no son perfectas aún. Tendrían que haberlas puesto dos o tres meses antes de empezar. Espero que el año que viene lo estén. Y espero que sean azules aunque si no lo son no pasa nada. Soy un esclavo de las reglas", dijo Tiriac.

Algunos jugadores criticaron también la escasez de dimensiones del gimnasio y de los vestuarios. "En cuanto a los vestuarios tienen razón. Tenía que haber estado allí cuando las construyeron y pusieron los ladrillos. Los dos primeros días puede ser que fuera pequeño pero el tercer día ya no hay tantos jugadores y ya no es tan pequeño. Vamos a mejorar y hacer lo que haga falta pero se acabó los tiempos de cuando se pagaba debajo de la mesa. El tiempo ha cambiado", advirtió el directivo rumano, que también opinó sobre la posibilidad de alterar el calendario dada la proximidad de este torneo con el Grand Slam de Roland Garros.

"Denme una razón por el cambio de fechas. La instalación no es mía y hay más cosas. Pero podemos sentarnos y ver otras fechas. El tenis es el deporte más fraccionado. ATP, WTA, ITF, Grand Slam, los grandes torneos, los más pequeños. Se trata de una cuestión de muchos", concluyó.