Verdasco solventa su compromiso ante Stepanek y jugará cuartos de final ante Murray

MIAMI (ESTADOS UNIDOS), 31 (EUROPA PRESS) El madrileño Fernando Verdasco, octavo cabeza de serie, resolvió con enorme autoridad su compromiso ante el checo Radek Stepanek para lograr su pase a cuartos de final de Cayo Vizcaíno, segundo Masters 1000 de la temporada, y en los que se medirá al británico Andy Murray. Verdasco fue de menos a más para imponerse a Stepanek por un doble 6-2. El zurdo madrileño, que remontó un set a Feliciano López en la ronda precedente, fue un jugador muy sólido en el fondo, seguro en sus golpes y decisivo en los puntos de 'break'. Se anotó el primer juego del partido al resto con una volea en la red y el partido marchó por buen camino para el español hasta el sexto juego. Stepanek entonces apretó, pero Verdasco resolvió su servicio, se apuntó el siguiente con un resto ganador y finiquitó la primera manga por 6-2. De igual modo comenzó el segundo set, asestando un duro golpe al servicio de Stepanek. Desde entonces Verdasco, inabordable para el checo, ofreció su mejor repertorio para regalarse un gran triunfo por 6-2. Ahora Verdasco tendrá un escollo sobresaliente, el escocés Andy Murray, quien se paseó previamente ante el serbio Viktor Troicki (6-1 y 6-0). En la retina de ambos el partido de dieciseisavos de final del pasado Abierto de Australia, en el que se impuso el madrileño en cinco espectaculares sets. Eso sí hasta la aparición del nuevo Verdasco, el británico había ganado cinco duelos entre ambos de manera consecutiva. En cuartos de final igualmente se enfrentarán el serbio Novak Djokovic y el francés Jo-Wilfried Tsonga. El número tres mundial se impuso sin problemas al checo Thomas Berdych por 6-3 y 6-2 en una hora y diez minutos de juego. Tsonga, por su parte, disputó un igualadísimo partido ante su compatriota Gilles Simon, al que superó en tres sets por 6-7 (4), 6-3 y 6-2. Ambos se encontraron en la final del Abierto de Australia de 2008, con victoria de Djokovic, pero desde entonces el galo le ha ganado siempre la partida, hasta en cuatro ocasiones. La última precisamente este año en las semifinales de la pista dura de Marsella.